Diario Sur

Lucky seduce a Camel para crear la mayor tabaquera cotizada mundial

La compañía British American Tobacco (BAT), propietaria de marcas como Lucky Strike, presentó ayer una oferta para hacerse con la parte de su competidora estadounidense Reynolds (que integra a firmas como Camel) que todavía no posee. La operación no es baladí: supondría la mayor adquisición en el sector del último año y, si se materializa, daría origen a la mayor tabaquera cotizada de todo el mundo.

La oferta de British Tobacco supera los 47.000 millones de dólares, en efectivo y acciones, para comprar el 57,8% de Reynolds. BAT ofrece 56,50 dólares por título de Reynolds (24,13 en efectivo y 32,37 en sus propias acciones). Implica una prima del 20% en relación al precio de las acciones en la bolsa de Nueva York. Se da la circunstancia de que esta sociedad ya adquirió el año pasado a su competidora Lorillard por 27.000 millones de dólares. Un portavoz del grupo precisó ayer, después de hacer oficial el anuncio, tal y como obliga la ley en EE UU ante este tipo de operaciones,que se trató de una oferta «amistosa e informal» de cara a la negociación.

Para la corporación, el objetivo es poner un pie en el mercado norteamericano. Con sus marcas Camel y Pall Mall, el grupo Reynolds es el número dos en EE UU por detrás de Altria, propietaria de Marlboro. Este país sigue siendo clave para el sector, sólo por detrás de China, a pesar de las continuas campañas contra el consumo de tabaco.

Si la transacción sale adelante, BAT se convertiría en la primera empresa mundial en términos de volumen de negocio y beneficios. En número de cigarrillos vendidos, sería la tercera, detrás de la china CNTC y de Philip Morris, que vende Marlboro fuera de Estados Unidos además de L&M y Chesterfield.

Además, esta compra reforzaría más su posición en mercados emergentes, donde el consumo de tabaco está en aumento, en Sudamérica, África, Oriente Medio y Asia, así como «en los principales mercados de los países desarrollados».