Diario Sur

El director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez. :: efe
El director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez. :: efe

Hacienda se resiste a revisar la amnístía fiscal pese al pacto con Ciudadanos

  • Sostiene que sólo se comprometió a investigar, no a que tributaran más, mientras el director de la Agencia pide «no estancarse» en el pasado

Cuatro años después de aprobarse la polémica amnistía fiscal, lejos de olvidarse, se reproduce y puede complicar la investidura de Mariano Rajoy. Lo hace porque Hacienda se resiste a revisar la tributación para que los 30.000 contribuyentes que se acogieron a la regularización extraordinaria paguen el 10% de lo que estaba previsto inicialmente en el proceso y no el 3% que finalmente llegaron a abonar.

Esta resistencia choca con las intenciones de Ciudadanos, que ha convertido la medida en uno de sus emblemas como demuestra su inclusión en el acuerdo de investidura con el PP. Sin embargo, nada parece indicar que desde el departamento que dirige Cristóbal Montoro se esté moviendo algo en esa dirección. Más bien lo contrario, al menos en apariencia.

«Realizar una revisión para garantizar que los sujetos pasivos beneficiados por la regularización fiscal tributen según el tipo del 10% previsto en la misma». Así reza el punto seis del acuerdo alcanzado por el partido de Albert Rivera con el PP. El documento incluía una previsión de ingresos por esa medida que ascendía a 1.000 millones. La presión del partido liberal sobre este asunto se incrementó hace unas semanas con una proposición no de ley en el Congreso que solicitaba esa revisión y que fue aprobada con el respaldo de la oposición y el apoyo parcial del PP a uno de los puntos sometidos a votación y que hacía referencia a la «investigación» de contribuyentes acogidos a la amnistía.

Esa resolución ha caído en saco roto y no ha provocado ninguna reacción práctica hasta ahora. De hecho, la Agencia Tributaria no revisará, por el momento, la amnistía fiscal porque alega que no se ha producido ningún cambio para hacerlo. El director del organismo, Santiago Menéndez, aseguró ayer que el fisco siempre actúa según la normativa vigente. Y hasta ahora la Declaración Tributaria Especial (amnistía fiscal) no ha sido modificada.

«Nosotros aplicamos lo que existe», zanjó el responsable de la Agencia Tributaria ante la posibilidad de que se cambie la normativa para gravar más la amnistía. En cualquier caso, pidió dejar de mirar atrás. «El reto es siempre mirar al futuro y no estancarte en el pasado», sostuvo durante la clausura del XXVI Congreso de Inspectores de Hacienda.

199 expedientes abiertos

La amnistía aprobada en 2012 por el Gobierno del PP logró una recaudación de 1.200 millones, la mitad de lo previsto. A ella se acogieron 30.000 contribuyentes que no tributaron por todo lo aflorado, sino sólo por los años no prescritos. Este matiz hizo que sólo pagaran un 3% en lugar del 10%. Fuentes del Ministerio de Hacienda consideran que lo que ahora propone Ciudadanos «no puede hacerse porque es ilegal».

E interpretan de manera diferente el punto incluido en el acuerdo de investidura. Así, argumentan que el compromiso firmado hace referencia a la «investigación» de los acogidos a la amnistía para comprobar si regularon toda su situación y lo hicieron de forma correcta. En caso contrario se abriría un expediente por parte de la Agencia Tributaria. Pero Hacienda se resiste a ir más allá al considerar que «no se puede recaudar lo que por ley no es posible». En este sentido, insisten en que «no puede exigirse el dinero procedente de ejercicios que, en el momento de la regularización, estaban prescritos» por la inseguridad jurídica.

Desde Hacienda sostienen que los contribuyentes de la amnistía «ya están siendo investigados». La Agencia Tributaria ha abierto 199 expedientes de comprobación. En concreto, según el director general del organismo desde 2013 ha habido 3.413 actuaciones inspectoras sobre declarantes de la amnistía fiscal que han permitido aflorar 238 millones de deuda instruida, de los que 182 millones ya se han liquidado.