Diario Sur

PP, PSOE y Ciudadanos unen sus votos en las reformas económicas

  • El Congreso aprueba el cambio en Sociedades para recaudar 8.300 millones más y amplía al 0,7% el margen del déficit autonómico

Lo ocurrido ayer en el Congreso puede ser un anticipo de lo que se vivirá en la legislatura si finalmente Mariano Rajoy es investido. Y es que el Gobierno en funciones logró sacar adelante en la Cámara baja dos medidas económicas de calado (la modificación del Impuesto de Sociedades y de la Ley de Estabilidad) con el respaldo del PP, PSOE y Ciudadanos, además del PNV.

En concreto, el Congreso dio luz verde al adelanto del cobro del pago fraccionado para empresas de más de 10 millones de facturación que permitirá recaudar 8.300 millones de euros más este año y así poder cumplir con el objetivo de déficit del 4,6% fijado por Bruselas. En concreto, el decreto recupera una medida que había estado vigente desde 2012 hasta 2015, aunque cambia algunos requisitos. Así, se incrementa el tipo del 12% al 23% del resultado contable e incluso al 25% para las entidades financieras o de hidrocarburos. El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, afirmó que esta medida no va a «perturbar especialmente» el funcionamiento de las empresas e insistió en que no se trata de una subida de impuestos sino un «adelanto» a cuenta del ejercicio.

Además, el Congreso también aprobó la reforma de la Ley de Estabilidad que amplía el objetivo de déficit de las comunidades autónomas del 0,3% al 0,7% este año. Los gobiernos regionales esperaban este mayor margen presupuestario desde que Bruselas concedió en julio una prórroga de dos años a España para bajar el desfase entre ingresos y gastos al 3%. En esa nueva senda el objetivo global para 2016 pasó del 3,6% al 4,6%. Sin embargo, al estar el Ejecutivo en funciones y no poder variar el reparto del déficit ha sido necesario aprobar una reforma de la ley de Estabilidad.

En cualquier caso, algunos gobiernos regionales consideran insuficiente el nuevo margen y critican al Ministerio de Hacienda de haber reservado para el Estado la mayor parte de ese margen.