Diario Sur

Las comunidades duplicarán su ajuste de gasto en 2017

  • El Ejecutivo avisa a la UE que con las medidas en vigor, las regiones dejarán de gastar 1.300 millones, pero ingresarán 138 millones menos

Aunque el Gobierno en funciones no ha podido aprobar un nuevo presupuesto para el próximo ejercicio, las comunidades autónomas ya cuentan con algunas líneas estratégicas sobre lo que serán sus cuentas anuales para 2017, un año en el que tampoco se librarán de nuevos recortes. El Ejecutivo ha hecho los cálculos a la Unión Europea sobre el impacto presupuestario que tendrán las medidas extraordinarias tomadas desde 2015 en todas las regiones, anticipando su repercusión a 2017 con una senda clara: más ajustes.

En el capítulo de los gastos, el Gobierno estima que los entes territoriales puedan ahorrar hasta 1.296 millones el próximo año, frente a los 791 millones de este ejercicio. Lo harán, fundamentalmente, mediante el sistema de racionalización a la hora de adquirir medicamentos, una de las partidas más costosas para los presupuestos autonómicos, por un importe estimado en 550 millones.

También será relevante el ajuste en medidas relacionadas gastos corrientes y conciertos, donde se alcanzarán los 100 millones, así como en la partida de trabajadores públicos, con un ahorro estimado en casi 600 millones.

Durante este año, una de las partidas más significativas a la hora de cuantificar el estado de los gastos de las comunidades autónomas han sido los acuerdos de no disponibilidad aprobados por el Gobierno para evitar una mayor sangría en las cuentas regionales.

Además de ver incrementados los recortes de dinero, por todas las medidas de estos últimos meses, los gobiernos autonómicos también verán reducida su capacidad de inversión debido a la reducción de los ingresos sobre la que el Ejecutivo también ha informado a la Comisión Europea.

En concreto, el Ministerio de Economía prevé que las regiones recauden en 2017 unos 138 millones en menos de lo que lo han hecho este año, cuando esos ingresos han aumentado en 633 millones. Notarán, en gran medida, los efectos de las reformas del IRPF, en un importe superior a los 17 millones, así como en el Impuesto sobre Patrimonio (cinco millones menos).

Sin embargo, verán incrementados los importes procedentes de otras figuras tributarias, como el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (cinco millones), los relacionados con las emisiones medioambientales (32 millones) o Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (26 millones), entre otros tributos.

Si el Congreso aprueba este jueves la reforma de la Ley de Estabilidad, las comunidades podrán ver aliviadas las exigencias financieras del Gobierno al estimar un déficit que podría llegar al 0,7% frente al 0,3% previsto por ahora.