Samsung, empeora el impacto del Galaxy Note

Samsung elevó ayer sus pérdidas por el impacto de la retirada del Galaxy Note7 hasta los 4.900 millones de euros. Esta revisión se debe a un efecto adicional negativo de 2.400 millones entre el cuarto trimestre de 2016 y el primer trimestre de 2017 como consecuencia de la interrupción de las ventas de este dispositivo por los problemas con su batería, que llegó a explotar en una treintena de casos documentados. El pasado martes, el gigante surcoreano ya había advertido que sus beneficios en el tercer trimestre se reducirían de los 6.255 millones a los 4.170 millones de euros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate