Diario Sur

Prosigue la investigación por pagos de firmas a Rato

  • La Audiencia Provincial de Madrid rechaza archivar la causa en la que trata la relación de Telefónica y Lazard con el expresidente de Bankia

Los supuestos pagos irregulares que el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, recibió por parte de la operadora Telefónica y la firma de inversión Lazard seguirán siendo objeto de investigación, tal y como ha dictaminado la Audiencia Provincial de Madrid. Este organismo judicial ha rechazado el archivo de una pieza que investiga estos hechos en los que se le imputa un posible delito de corrupción entre particulares, administración desleal y blanqueo de capitales.

Se trata de una investigación llevada a cabo por el titular del Juzgado de Instrucción número 31, Antonio Serrano Arnal, sobre un contrato por el que Rato percibía su remuneración en Telefónica -donde trabajó entre 2013 y 2015- a través de su empresa Kradonara 2001, con el objetivo de evitar la tributación directa en el IRPF de esos importes.

Además, se investiga el abono de 6,2 millones de euros entre 2011 y 2013, supuestamente en concepto de indemnización, así como el préstamo concedido en la época en la que ya era presidente de Bankia.

Toda una serie de hechos que se solaparon en el tiempo con la contratación de Lazard como sociedad asesora de la salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011. La acusación considera la existencia de un delito de cohecho, también denominado corrupción entre particulares.

Por otra parte, la Audiencia Provincial de Madrid ha anulado una decisión del juez Serrano Arnal que pretendía abrir una pieza separada sobre Bureau Consulting Conferenciantes (BCC), al entender que no están acreditados indicios con apariencia delictiva, ni tampoco su conexión con los delitos investigados en el procedimiento principal, que investiga el origen de su fortuna.

La investigación se centra en la colaboración que desde 2007 mantiene Rato con BCC, especializada en organización de eventos, de la que recibió 1,6 millones, que Rato habría declarado mediante otra sociedad y no en su IRPF.