Diario Sur

La inflación aumenta hasta el 0,2% y vuelve a terreno positivo catorce meses después

  • Los precios en septiembre alcanzan a su nivel más alto desde mayo de 2014 por el encarecimiento de los carburantes

Han tenido que transcurrir catorce meses para que la inflación vuelva a terreno positivo. En concreto, en septiembre se situó en el 0,2%. Hay que remontarse hasta julio de 2015 para ver algo similar (0,1%). Desde entonces, más de un año de tasas negativas con la salvedad del 0% registrado en diciembre. De hecho, el índice de septiembre es el más elevado desde mayo de 2014, según datos del INE publicados ayer. De esta forma desaparece el fantasma de la deflación, entre otras cosas, porque las previsiones apuntan a que los precios seguirán una tasa ascendente hasta final de año. Aunque eso no impedirá que la inflación media anual sea negativa por tercer ejercicio consecutivo.

Entre los productos que más influyeron en el repunte de la inflación se encuentra el transporte. Esta rúbrica que experimentó una variación del 0%, supuso casi dos puntos más que la registrada en agosto. Este repunte se debió en su mayoría al incremento de los precios de los carburantes y lubricantes, mientras que bajaron en septiembre del año anterior. También contribuyó a la subida del IPC el comportamiento de la vivienda, cuya tasa anual se incrementó más de un punto y medio, hasta el -2,8%, a causa de la subida de los precios de la electricidad.

Desde el Gobierno consideraron que el dato muestra una «estabilidad de precios» que permite a los pensionistas y trabajadores ganar poder adquisitivo. En este sentido, el secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa consideró que la inflación cerrará el año con un «ligero tono positivo muy moderado». Por su parte, los sindicatos consideraron que la vuelta del IPC a tasas positivas puede ser bueno si también se incrementan los salarios.