Diario Sur

Archivada una parte de la causa que investiga la fortuna de Rato

El exministro de Economía entre 1996 y 2004, Rodrigo Rato, ha conseguido librarse de una parte de las múltiples causas que aún tiene pendientes ante la Justicia gracias a la prescripción de sus presuntos delitos. Esto es, a la caducidad de los hechos que se le atribuyen debido a la dilatación de los procesos, que permiten anular cualquier acusación al haber transcurrido un número máximo de años. Así lo ha entendido la Audiencia Provincial de Madrid al archivar una pieza separada de la investigación sobre el origen del patrimonio del que fuera gerente del FMI.

Este órgano ha estimado la petición que Rato hizo en julio al solicitar el archivo parcial de la investigación. Sostenía que se basaba en hechos falsos, ya que se le atribuía una sociedad que en realidad no era suya y se le acusaba de un delito fiscal que, de haberse cometido, ha caducado al transcurrir más de cinco años. La Audiencia sostiene ahora no sólo que el delito «de haberse cometido habría prescrito», sino que no tiene relación con la pieza principal.