Diario Sur

«Muchas compañías no pasan de la segunda generación por no planificar bien la sucesión»

  • Juan José Cano Socio responsable de Mercados y de Empresa Familiar de KPMG

Las empresas familiares en España juegan un papel «fundamental» como recuerda Juan José Cano, responsable de Empresa Familiar de KPMG. Este experto destaca el esfuerzo realizado por estas compañías en los últimos años para mejorar su productividad, aunque manteniendo unos valores de «prudencia» y «visión a largo plazo».

¿Por qué son tan importantes las empresas familiares en España?

El 90% de las empresas en el país son de carácter familiar. Suponen el 60% del PIB y el 70% del empleo.

¿Cómo se encuentran?

La situación es de optimismo por las perspectivas de crecimiento. Una mayoría creen que van a crecer en los próximos 12 meses. Esto se debe a que la tendencia sostenida desde 2014 es en ese sentido.

¿Las características de la empresa familiar le permitieron afrontar mejor la crisis?

La empresa familiar tiene una visión más a largo plazo. Piensan más en el legado. De hecho, tienen como objetivo dejar a la siguiente generación una compañía mejor de la que les dejaron sus padres. Eso hace que a la hora de gestionar el negocio actúen con más prudencia.

¿Qué vías tienen para mejorar su rentabilidad?

La innovación es, sin duda, uno de los grandes retos. Aunque también se ha hecho mucho trabajo desde el punto de vista de la productividad, la competitividad y la mayor eficiencia de costes.

En estas compañías planificar la sucesión resulta clave.

Es el reto más diferencial que tiene la empresa familiar. Tiene que haber un buen gobierno corporativo y también una buena comunicación entre las diferentes generaciones. Hay muchas compañías familiares que no logran pasar de la segunda o tercera generación y eso es consecuencia de no haber planificado esa sucesión.

¿Es positivo incluir directivos ajenos a la familia fundacional?

Más aún, es fundamental porque no tiene que haber limitación de cualquier clase a la profesionalización de la empresa. Pueden y deben convivir familia y buenos profesionales.

¿Les preocupa la incertidumbre política?

Seguro, y es lógico porque puede afectar al devenir de las empresas.