Diario Sur

Los precios vuelven a terreno positivo 14 meses después

  • La inflación subió un 0,3% en septiembre según el indicador adelantado del INE, su mayor ascenso desde abril de 2014

madrid. Solo restan tres meses para cerrar el año pero visto lo ocurrido con la inflación en septiembre -subió un 0,3% en tasa interanual, su mayor alza desde abril de 2014-, es posible que termine cumpliéndose la estimación del Gobierno, que prevé cerrar 2016 con subidas moderadas de precios en la cesta de la compra o, cuanto menos, un equilibrio respecto al ejercicio pasado.

Mirando la evolución del índice de precios de consumo (IPC) desde finales de 2015, el objetivo se iba tornando bastante complicado. De noviembre a abril (cuando su tasa bajó al mínimo del -1,1%) no paró de caer, y la recuperación sostenida desde mayo aún no había tenido la fuerza suficiente para devolver la inflación a terreno positivo. El mes pasado sí fue posible y el gran responsable de ello, según avanzó ayer el INE, ha sido la energía debido al encarecimiento de los carburantes y también de la electricidad.

Los dos factores que meses atrás pesaban a la baja sobre el índice, debido a la comparativa interanual con meses de subidas en los precios energéticos, ya empiezan a jugar en sentido contrario porque ahora se fijan en otros más cercanos en el tiempo donde la factura energética para los consumidores ya se había moderado. Y ese mismo hecho hace pensar que, de ahora en adelante, y más a las puertas de un período de mayor uso de combustibles y luz según se aproxime el invierno, la inflación mantendrá una línea ascendente.

La duda que aparece en el horizonte es si esa subida será duradera y qué fortalezas tendrá. De momento, el indicador adelantado del INE apunta que los precios subieron una décima el mes pasado respecto a agosto y otro 0,3% en tasa interanual. Se rompe así con una racha de 14 meses seguidos de descensos (desde julio de 2015, aunque en diciembre del año pasado la inflación permaneció sin movimientos). No obstante, el IPC aún acumula tres años seguidos (36 meses) sin registrar un aumento mayor del 1%.