Diario Sur

El Congreso insta a revisar la amnistía fiscal con urgencia para que se pague un 10%

madrid. El Pleno del Congreso instó ayer al Gobierno a reabrir en canal la última amnistía fiscal, que el Gobierno aprobó entre bastante polémica en 2012, a fin de que los contribuyentes beneficiados por aquella regularización extraordinaria vuelvan a tributar bajo un tipo del 10% por los bienes que afloraron en vez del 3% que finalmente se les aplicó. El Ministerio de Hacienda ya había anunciado pocas horas antes que va a inspeccionar a las 30.000 personas que se acogieron a aquel proceso pese a que, en su día, no contemplaba esa opción.

Este cambio de postura desde el Ejecutivo, que lleva en funciones desde finales de diciembre, se debe fundamentalmente al acuerdo que alcanzaron con Ciudadanos para la posible investidura de Mariano Rajoy como 'nuevo' presidente. De hecho, una proposición no de ley presentada por la formación que lidera Albert Rivera fue la que permitió el citado llamamiento del Parlamento, que fue aprobado con unanimidad inusitada tras una negociación previa de los grupos. El PP, sin embargo, solo apoyó algunos puntos.

Francisco de la Torre, portavoz de fiscalidad de Ciudadanos e inspector de Hacienda de profesión, tachó aquella amnistía de «enorme chapuza» porque «injustamente» se dieron facilidades a los defraudadores, al no aplicar el tipo del 10% que preveía el decreto-ley. Ello provocó que se recaudaran al final 'solo' 1.193 millones de euros frente a los 4.000 millones que se habían previsto.

Por ello, De la Torre urgió a Hacienda a que se apresure a realizar los trámites necesarios para recaudar esa diferencia, dado que el plazo de reclamación de la Administración Tributaria frente a esas sumas vence el 30 de noviembre. El PSOE, por su parte, intentó -aunque sin los apoyos suficientes- que se aprobara otra moción para que sean identificados los amnistiados (particulares y empresas) y, a la vez, se cree un registro público de todos ellos.