Diario Sur

Ahorre casi mil euros en su cesta de la compra

vídeo

Una mujer realizando la compra en un supermercado. / Jordi Alemany | Vídeo: EP

  • Alcampo es la cadena de supermercados más barata en la mayoría de ciudades españolas, mientras que Sánchez Romero repite como el establecimiento más caro, con una diferencia de precios de hasta el 57% en los mismos productos

  • Las ciudades donde más económico resulta llenar el carro son Almería, Puertollano (Ciudad Real) y el Corredor del Henares (Madrid), mientras que los más elevados son las Palmas de Gran Canaria, Barcelona y Getxo, según un estudio de la OCU

Las amas de casa lo saben bien: es posible lograr un ahorro importante en la cesta de la compra. Hasta 933 euros de media al año dependiendo del establecimiento que se elija, según el estudio anual de supermercados realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Una cantidad que supone un incremento del 13,4% respecto a 2015 -debido principalmente a que se han incrementado las diferencias de precio entre unos establecimientos y otros- y que representa la quinta parte del gasto en alimentación. Y es que los hogares españoles gastan de media 4.850 euros al año en la cesta de la compra, un 2,3% más que en 2015, cuando ya se vislumbró un cambio de tendencia al alza.

Pero esos 1.000 euros de ahorro se pueden incluso triplicar y llegar a los 2.999 euros al año si usted vive en Madrid, capital que goza de una de las mayores variedades. En cambio, se reduce hasta unos exiguos 276 euros al año en Zamora debido a que es una ciudad pequeña y con poca amplitud de oferta. Si pertenece al grupo de los que hacen la compra sin moverse de casa, el ahorro estimado puede llegar a los 1.827 euros anuales.

La OCU ha analizado durante todo un año de estudio un total de 1.193 establecimientos repartidos en 63 ciudades e internet, para lo cual ha establecido una cesta de la compra tipo, que incluye 231 productos de marca, de marca blanca y frescos, puesto que hoy en día el consumidor ya no es exclusivamente marquista o no, sino que combina ambos productos. Así, ha llegado a la conclusión de que las ciudades más baratas para hacer la compra son Almería, Puertollano y el Corredor del Henares, seguidas de Jaén, Vigo, Córdoba, Cuenca, Logroño, Castellón y Sevilla. En el lado opuesto se sitúan Las Palmas de Gran Canaria, Barcelona y Getxo, que tienen los precios más elevados. Por comunidades, La Rioja es la mas económica, mientras Cataluña y Baleares son las más caras.

Por cadenas, las más baratas son Supermercados Dani, Alcampo, Deza, Cash Fresh y Familia. En el lado opuesto se sitúan con los precios más altos los Sánchez Romero, la cadena on line Ulabox y los supermercados Villa de Madrid.

Si la comparación se hace por establecimientos, el supermercado más barato es el Alcampo de Vigo, cadena que se alza un año más como la reina absoluta de los precios bajos entre las nacionales, seguido de los hipermercados de Murcia, Sevilla, Oviedo y Moratalaz en Madrid. A continuación se sitúan con los precios más bajos los supermercados Dani de Jaén y Supeco de Alcalá de Henares. Por el contrario, los establecimientos más caros son una vez más los Sánchez Romero en Madrid, seguidos de la tienda on line Ulabox, Supermercados Villa de Madrid y los establecimientos de Sorli Discau en Barcelona. La diferencia entre el más caro y el más barato es de un 57%.

El limón, el aceite y el salmón, por las nubes

Y si unas cadenas bajan y otras suben, lo mismo les ocurre a los productos de la cesta. Comparados con los del año anterior, la mitad de ellos incrementaron su precio, mientras la otra mitad ha bajado. Las mayores subidas corresponden a los alimentos frescos y los aceites. Un impresionante 51% de media han subido los limones, seguidos del salmón en rodajas, las patatas y el aceite de oliva Carbonell, todos con subidas cercanas al 25%. Por el contrario, los productos que más bajaron son los pimientos verdes italianos (-17%), el pan Bimbo y la leche Pascual. Las bajadas son más discretas que las subidas así que, al final, la evolución media de los precios registra un ascenso del 0,7% pese a la inflación negativa. Y eso que la media se ha moderado gracias a los productos económicos, los de marca blanca, que han seguido bajando. Para quien no tenga costumbre de adquirirlos y opte siempre por las marcas de fabricante, el incremento es mucho más apreciable.