Diario Sur

Los intereses repuntan a pesar de los tipos al 0%

  • El coste que la banca aplica a hipotecas y créditos sube por tercer mes seguido al establecer márgenes superiores en los intereses que cobran

Que el precio oficial del dinero se encuentre en el 0%, un mínimo histórico fijado desde hace dos años por el BCE, no es óbice para que las entidades financieras desarrollen diferentes estrategias comerciales con las que intentan sostener su rentabilidad. Así lo revelan los últimos datos del Banco de España sobre los tipos aplicados por el conjunto de las entidades.

La institución constata que, hasta el pasado mes de julio, el interés medio cobrado por la banca en los préstamos hipotecarios se situó por encima del 2%. El dato es significativo porque supone la tercera subida intermensual que experimenta este índice en lo que va de año. Desde el 1,89% registrado en mayo se pasó al 1,97% de mediados de año. Solo en un mes de 2016 se había cuantificado otro aumento, esporádica, hasta el 2%; fue en abril.

Estos datos contrastan con unos tipos de interés hipotecarios que siguen anclados en terreno negativo. De hecho, el euribor medio del mes de julio -la referencia más usada para comparar con el coste de los créditos de ese mes- llegó a descender al -0,056%. Se trataba de la cota más baja experimentada por el índice interbancario en toda su historia.

Al mantenerse la referencia oficial por debajo del 0% y, a la vez, incrementarse el coste medio de las hipotecas españolas, la ecuación se despeja con una solución meridianamente clara. El diferencial que se aplica en este tipo de financiación se está incrementando, junto a las posibles comisiones y tasas adicionales incluidas en estas operaciones.

Aunque algunas entidades comercializan hipotecas con diferenciales desde un punto porcentual, el grueso de la financiación se encontraría más cerca del 2% a la vista de la evolución de los tipos oficiales y los que se utilizan para calcular el coste medio de esos créditos. Los directivos de todas las entidades vienen insistiendo en los últimos meses que la rentabilidad de la banca se encuentra en mínimos y reconocen que ya están tomando medidas, como puede ser el repunte de los intereses cobrados, para atajar esta situación.

Préstamos al consumo al alza

Lo mismo ha ocurrido en el mercado de créditos al consumo, donde se han registrado tres meses consecutivos con intereses al alza. Los tipos que se aplican han vuelto a superar la cota del 8%, prácticamente la misma registrada a principios de año aunque posteriormente fue cayendo hasta el 7,4% de abril.

Sin embargo, desde ese mes los intereses se han ido incrementando hasta el 7,6% de mayo, el 7,7% de junio y el 8,04% de la última referencia disponible. Fuentes del sector financiero reconocen que, en el caso de esos préstamos, existe una mayor competencia y una recuperación mucho más dinámica que en el caso de las hipotecas. Son muchas las ofertas existentes pero, a la vez, se incrementa la petición de financiación para compras familiares.