Diario Sur

Almudena Román, directora general de ING Direct. :: j. r. ladra
Almudena Román, directora general de ING Direct. :: j. r. ladra

«Ya se cobra por los depósitos en Europa y aquí lo iremos viendo»

  • La firma hace frente a la guerra de cajeros, a un entorno de bajos tipos y a las voces oficiales que aconsejan cobrar más comisiones por servicios

  • Almudena Román Directora general ING Direct

Tras implantarse el cobro por retirar dinero de cajeros ajenos a la red de cada cliente, ING Direct ha lanzado Twyp Cash, una herramienta que permite sacar efectivo en DIA, Galp y Shell. Una iniciativa que, para Almudena Román, aporta una nueva dinámica al sector. La directora general del banco 'on-line' analiza la entidad, y el sector, presionados por los tipos al 0%.

¿En qué medida ha influido la política de otros bancos con sus redes para lanzar Twyp Cash?

Nuestros clientes tienen acceso a nueve de cada diez cajeros en España. Pero con este nuevo servicio nos hemos anticipado a futuros escenarios en los que esos costes sigan aumentando de una manera que nos haga perder competitividad. Sabiendo que ha cambiado el entorno y las amenaza que supone, nuestro trabajo era buscar otras alternativas.

¿Cree que pueden volver a subir las comisiones por cajero?

De hecho, ya ocurrió hace un año...

¿Con qué cifras de uso de este sistema estaría el banco contento?

No sé cuánto tiempo se tarda en adaptar ni cuál es el volumen de extracciones que hará el cliente. No nos hemos puesto una cifra.

¿Pero cuándo se podrá realizar una primera valoración?

Cuando haya suficiente respuestas para que sean representativas. Será poco tiempo hasta que se acumulen, al menos, unas cuantas miles de transacciones. A partir de ahí, seguro que se nos aporta suficiente información para dar otros pasos.

Dicho de otra manera, ¿qué otras medidas puede tomar la entidad si esta herramienta triunfa?

Lo mejor que puede ocurrir es que se convierta en una alternativa real de extracción de dinero para los clientes. Y eso querrá decir que habrá más bancos ofreciendo el servicio y más tiendas que lo presten. Haremos una simbiosis que creará más valor para todos los consumidores.

¿El cliente de ING Direct se adapta al que pueda tener en DIA?

Había que hacer algo pronto, darles alternativas y salirnos de ese terreno de juego tan marcado de los cajeros. No hemos mirado tanto la adecuacion por perfiles como la velocidad para plantear una solución.

Se trata de una opción que, por hábitos, puede ser rechazada.

Ocho de cada diez euros en Epaña se mueven en efectivo. Además, la tendencia es que haya menos cajeros, por las declaraciones que vemos. Y somos uno de los países con más alta penetración de móviles y uso de redes sociales.

¿Durante cuanto tiempo puede aguantar la banca con estos tipos de interés tan bajos?

Depende mucho de cómo evolucionen y si entramos en tipos negativos de verdad o no. Hasta ahora se puede aguantar.

¿Se plantean cobrar por los ahorros en los depósitos de clientes?

Esto ya está ocurriendo en Europa. Y aquí lo iremos viendo. Depende del tiempo que estemos en esta situación de tipos en mínimos.

La remuneración al ahorro ha sido una de sus banderas comerciales.

Yo sé lo que valoran los clientes y por qué el banco sigue creciendo en cualquier entorno. Y lo hacemos orgánicamente porque generamos tranquilidad y cumplimos nuestras promesas. Tratamos como nos gusta que nos traten a cada uno.

¿Está abocado a cobrar comisiones, como aconseja el regulador?

Por los servicios básicos no cobramos. Y no estamos abocados a cobrar. No es nuestra primera opción. Sí estamos enfocados a buscar modelos de creación de valor digital.

En un entorno de cierre de oficinas del sector bancario, ¿ING Direct recorre el camino contrario con algunas aperturas?

Seguimos la corriente de los clientes y sus necesidades. Si hay puntos en los que existe una masa crítica a los que podamos ayudar con una oficina, lo haremos. Pero tampoco vamos a expandirnos. Analizamos los clientes que tenemos, dónde están situados y, en función de esas condiciones, decidimos si queremos oficinas o no en un lugar concreto.

¿No se puede funcionar sólo con Internet y siempre es necesario tener alguna sucursal abierta?

Normalmente los clientes vienen a nuestras oficinas en algún momento trascendental de su vida en el que necesitan ver a alguna persona: al contratar una hipoteca o al abrir una cuenta para un hijo. Pero el 98% de los contactos son digitales.

¿Se ha recrudecido la guerra del crédito hipotecario y de consumo?

La inversión inmobiliaria para personas con ahorro es una opción segura en un momento de mucha volatilidad de las Bolsas, porque, además, han caído mucho los precios. Hay cierto ánimo y dinámica de inversión. En cuanto a los préstamos de consumo, hay muy buenas condiciones a tipos muy competitivos.