Diario Sur

Los sindicatos piden a la patronal que apoye subir un 22% el SMI

madrid. Ni sindicatos ni patronal quieren mostrar sus cartas y por eso guardan celosamente las propuestas que pusieron ayer encima de la mesa, primer día de sus conversaciones para resolver los flecos de la negociación colectiva correspondientes a 2017, que habían quedado pendientes tras el III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) suscrito en junio de 2015. Tanto CEOCE como Cepyme por un lado, junto a CC OO y UGT de otro, mostraron su «voluntad de llegar a un acuerdo sobre criterios salariales antes de que termine el año». Tras esta «primera toma de contacto», como la calificaron, volverán a reunirse el 20 de octubre.

Una de las novedades reside en que UGT y CC OO han trasladado a la patronal su propuesta de incrementar el salario mínimo interprofesional (SMI) de los 655 euros al mes actuales (con un total de 14 pagas) a 800 euros para el próximo año, lo que supone un alza del 22%. El objetivo que se han marcado es que a final de legislatura ascienda a 1.000 euros (supondría el 60% del salario medio en España), según lo estipulado por la Carta Social Europea. Desde la organización liderada por Pepe Álvarez explicaron que, aunque el SMI sea potestad del Gobierno, buscan que la patronal «se involucre».