Diario Sur

UGT pondrá encima de la mesa una subida salarial del 4% para 2017

  • Sindicatos y patronales se sentarán el próximo jueves a negociar los flecos de los convenios colectivos mirando más «la calidad del empleo»

Ya hay fecha para que sindicatos y patronal se sienten a atar los flecos que quedaban pendientes de la negociación colectiva para 2017. Será el próximo jueves, confirmaron a este periódico desde CC OO. Ese día UGT pondrá encima de la mesa una subida salarial del 4%, según fuentes de la organización. Está claro que siempre se pone el listón más alto de lo que se espera pactar, aunque desde este sindicato defienden que cuanto menos «vamos a intentar que sea más del 2%». En cualquier caso, y aún deslizando algunas cifras, las centrales prefieren no abundar en números. «Es mejor no centrarse en el dígito sino en el contenido del acuerdo», sostuvieron.

En CC OO, de hecho, evitaron hablar de cualquier cifra y se limitaron a decir que defenderán que se produzcan «claras ganancias de poder de compra» tras años de rebajas y contención salarial con la crisis. Asimismo, sostuvieron que se debe tener en cuenta el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) -en el segundo trimestre se situó en un 0,8% y su crecimiento anual llega ya al 3,2%- y de la productividad.

La negociación se prevé larga y, aparentemente, nada sencilla, si se tiene en cuenta que CEOE ha venido manteniendo hasta ahora un incremento de los sueldos de alrededor del 1%, al estimar que la contención es un factor clave para mantener la competitividad de las empresas. Argumentan que la remuneración media no ha variado mucho y la media de los convenios apenas supera el 1%. «Si los salarios en este país los marcan los convenios colectivos, que son fruto del acuerdo entre trabajadores y empresarios, habrá que pensar que son los que deben ser necesarios y exigibles», esgrimió Jordi García Viña, director de Relaciones Laborales de la patronal, en conversación con este periódico.

Pero los sindicatos critican que se incumple así lo pactado en el III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), que suscribieron sindicatos y patronal en junio de 2015. Allí se establecía que los salarios debían aumentar este año «hasta un 1,5%» de media frente al 1,09% registrado realmente hasta agosto. Este problema se viene repitiendo los últimos años. En 2014, el máximo de la mejora suscrito por los agentes sociales se situó en el 0,6%, y la media por convenio al final fue del 0,57%. Aún así, ha sido la vez que más se aproximó a lo acordado. Para 2015 la subida pactada era del 1% pero la media se quedó en el 0,74%. Y la brecha, por lo visto antes, es todavía mayor este año, llegando en algunos momentos a superar incluso el medio punto.

Contra la precariedad

Otro problema añadido es que ese III Acuerdo para la Negociación Colectiva dejaba en el aire la subida retributiva para 2017, que habría de «concretarse en los tres meses siguientes a la publicación del cuadro macroeconómico» del Gobierno para dicho ejercicio, algo que se ya se produjo a finales de julio.

Ayer UGT y CC OO defendieron que «es posible ya negociar en base a unos parámetros económicos comunes y oficiales», puesto que aunque no ha podido elaborarse un proyecto de Presupuestos Generales del Estado, sí existe un cuadro macro -enviado a Bruselas- sobre el que comenzar a trabajar. Por ello dieron a conocer sus primeras orientaciones para retomar la negociación colectiva. Y entre ellas destaca la necesidad de alcanzar un acuerdo con patronales aunque no solo con el objetivo de crear más empleo sino, «sobre todo, para mejorar la calidad del mismo», es decir, menos temporalidad y mejores salarios.