Diario Sur

El FMI ve mejor a España pese a la falta de Gobierno

  • En octubre revisará al alza su previsión de PIB -preveía un 2,6% este año- al ser el crecimiento real observado «más fuerte de lo esperado»

madrid. Ni siquiera el bloqueo político que sufre España impide que organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) atisbe a ver ningún «impacto negativo» sobre la economía. La falta de Gobierno no solo no hace mella en las previsiones de la institución sino que además «elevará» sus perspectivas de crecimiento para 2016, por encima del 2,6% anticipado en julio.

Así lo indicó ayer el portavoz del FMI, Gerry Rice, en una rueda de prensa: «El PIB real en el segundo trimestre del año ha sido más fuerte de lo esperado en España, y esto será reflejado en las proyecciones revisadas que se presentarán en la reunión anual del FMI de octubre».

Incluso insistió en que el organismo «no está viendo en este momento evidencia de un impacto negativo en el crecimiento» como consecuencia de la crisis política.

Para el FMI, «la fuerte recuperación continúa, apoyada en pasadas reformas así como algunos vientos externos favorables», afirmó. Entre esos factores exógenos se encuentran las compras de bonos del Banco Central Europeo o el bajo precio del barril de Brent. Las previsiones del FMI del pasado mes de julio pronosticaban un alza del PIB del 2,6% para este año y de un 2,1 % para 2017.

No obstante, el Fondo sí que advierte sobre una paulatina ralentización del crecimiento económico si no se toman más medidas de reforma en el futuro.

El representante del FMI indicó: «A medio plazo pronosticamos que el crecimiento se modere hacia su potencial de en torno al 1,5%, ya que sigue restringido por un débil crecimiento de la productividad, el alto endeudamiento y un elevado desempleo estructural».

La organización desarrollará a primeros de octubre su reunión anual en la que presentará sus nuevas proyecciones globales y reunirá a los principales líderes económicos para discutir los desafíos, en un momento de débil crecimiento, mayor desigualdad y proteccionismo.