Diario Sur

De Guindos advierte de que España se enfrenta a una multa de 5.000 millones

  • El ministro de Economía recuerda que si el bloqueo político impide tomar medidas, la UE impondría una sanción «imposible de evitar»

madrid. El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, anticipó ayer que la Comisión Europea puede imponer una sanción equivalente al 0,5% del Producto Interior Bruto (PIB) si España no cumple con los compromisos adquiridos en julio para hacer frente a la reducción del déficit, hasta el 4,6% este año y del 3,1% el próximo. Supondría unos 5.000 millones de euros. Lo hizo en el transcurso de la Comisión de Economía del Congreso, donde alertó también de que, llegado ese caso, el Estado no podría presentar ningún recurso para evitarla.

Durante la comparecencia para explicar el procedimiento de déficit excesivo abierto por Bruselas a España, tras incumplir con el descuadre del presupuesto en 2015, Luis de Guindos recordó que «el 15 de octubre es la fecha límite» en la que el Gobierno debe presentar sus planes presupuestarios. Si España acude ante la Comisión sin los deberes sin hacer, esto es, sin tomar medidas para atajar el déficit de 2016 y con unas cuentas prorrogadas, la Unión Europea «podría considerar que no hemos cumplido» y aplicaría una sanción más elevada «en un plazo de cuatro meses», indicó. Así, «antes del 8 de diciembre, la normativa europea prevé esa cuantía mayor», sentenció.

El problema adicional al que se enfrentaría España es que «se trata de una multa reforzada», explicó el ministro. Esto es, una medida aplicada como consecuencia del incumplimiento de los compromisos adquiridos a raíz de la que podría haber sido otra sanción, en el mes de julio, que habría ascendido al 0,2% del PIB, unos 2.000 millones. De Guindos recordó que «sería una medida imposible de evitar, y seríamos el primer país con una multa escalonada» como ésta.

El responsable del Ministerio de Economía recordó que España se enfrenta a «la suspensión de pagos» de los fondos estructurales de la UE. Luis de Guindos estima que el importe máximo de los compromisos que se verían afectados sería de unos 1.325 millones de euros.

En cualquier caso, el ministro indicó que «la multa y la suspensión de los fondos se podrá evitar» si se pone en marcha la reforma del pago fraccionado del Impuesto de Sociedades. Una medida que el Consejo de Ministros aprobará en un real decreto que deberá ser convalidado por el Congreso, tal y como anticipó ayer. En lo relativo a los presupuestos de 2017, anticipó que el Ejecutivo presentará ante Bruselas las cuentas prorrogadas de este año.