Diario Sur

El Ibex-35 pierde la cota de los 9.000 puntos por la contención de los bancos centrales

La Bolsa ha arrancado la semana con una contundente caída del 1,76%, lo que le ha llevado a situarse al Ibex-35 en los 8.866 puntos, apenas una sesión después de que el selectivo recuperara los 9.000 puntos, una cota que no veía desde antes del referéndum del 'brexit' en Reino Unido, el pasado 23 de junio.

El mercado español, al igual que el resto de plazas europeas, sucumbió después de tres semanas prácticamente sin parar de mejorar sus cifras. El DAX alemán perdió un 1,3%, el CAC francés cayó un 1,1%; el MIB italiano retrocedió casi un 1,8%; el FTSE londinense lo hizo un 1,5%; y el selectivo continental Eurostoxx-50, un 1,3%.

Ayer, los inversores de todo el mundo se lanzaron a vender acciones de forma masiva ante la reunión de la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos -que tendrá lugar la próxima semana- en la que se podría decidir una subida de tipos de interés, desde el 0,5% actual.

El temor de los mercados a que la primera potencia económica incremente el coste del dinero, unido a la intención del BCE de no incrementar sus estímulos, provocó que una caída generalizada de todos los valores del Ibex-35, aunque en especial lo hicieron los bancos. Los títulos de Popular cedieron un 3,8%, los de Santander y Sabadell un 2,6%, en ambos casos, los de BBVA un 2,4% y los de CaixaBank un 2,3%.

Sin embargo, en el mercado de deuda, la prima de riesgo no ha sufrido esta caída bursátil y, de hecho, ha conseguido mejorar sus registros al retroceder un 1% y terminar la sesión en el entorno de los 104 puntos básicos.