Diario Sur

Luis de Gundos, ayer antes de comparecer en Bratislava. :: efe
Luis de Gundos, ayer antes de comparecer en Bratislava. :: efe

España exige luz para recuperar impuestos del 'caso Apple'

  • De Guindos anuncia que Hacienda está calculando cuánto le correspondería de los 13.000 millones que Irlanda debe recuperar

bruselas. España quiere aprovechar el 'caso Apple' para liderar la lucha contra la ingeniería fiscal en Europa. Es su vía de escape, la forma de sentirse fuerte y recordar que pese a todo, es la cuarta potencia de la moneda única. Así se evidenció ayer en Bratislava, donde el consejo de ministros de Finanzas de la UE (Ecofin) se reunió para abordar, entre otros asuntos, la decisión de la Comisión de obligar al Gobierno de Irlanda a recuperar 13.000 millones del Impuesto de Sociedades no pagado en la última década.

Como otros países, España está decidida a pelear por su parte del pastel. Aún no hay cifras, pero Hacienda ya está manos a la obra. «En un momento en el que se está haciendo un esfuerzo importante para reducir el déficit es fundamental que esos ingresos no se pierdan», recalcó Luis de Guindos.

El ministro de Economía en funciones, que llegó muy tocado por el escándalo Soria, se ha visto de nuevo en el incómodo papel de defender a España ante sus socios. A un país sin visos de mejora en reformas y con una situación macroeconómica muy delicada en el déficit y el paro. Las amenazas de multa sobrevuelan de forma peligrosa y De Guindos sólo puede limitarse a achicar agua y gestionar los reveses de unos y otros, como la ironía del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, que el viernes decía que «nos gustaría formar Gobierno a nosotros, pero no podemos».

El 'caso Apple' ha pasado a liderar la agenda europea y De Guindos ha encontrado un filón para marcar perfil y exigir «máxima transparencia» para acabar con los «trajes a medida que algunos países han hecho a ciertas multinacionales». Son los polémicos 'tax rulings' que ganaron todo su protagonismo con la investigación del 'Luxleaks' en Luxemburgo. «Esto va más allá de un caso de competencia de ayudas de Estado. Se trata de unas prácticas generalizadas que hay que erradicar», recalcó el ministro.

Dura travesía legal

«Los arreglos fiscales son discriminatorios. No sólo para las empresas, también para los países ya que han tenido un impacto a la hora de localizar el pago del Impuesto de Sociedades», recalcó. «En nuestra situación no estamos para regalar ni un euro», confiesan fuentes de Economía. Pero , ¿cuánto dinero de esos 13.000 millones corresponderían a España?, ¿son recuperables? «No adelantemos acontecimientos. Parece que, legalmente, la Comisión ha dicho que es algo que sólo compete a Irlanda y a Apple. Queremos conocer exactamente hasta dónde llega, las cuantías, sus efectos, cuánto correspondían... La Administración tributaria española no tiene la capacidad para hacerlo», matizó.

Bruselas lo que sí ha dicho es que su intención es ayudar a las capitales a calcular su parte del pastel. Lo de recuperar el dinero ya es otra cuestión y de producirse, llegará dentro de mucho tiempo pues el tema ya ha aterrizado en el Tribunal de Justicia de la UE al ser llevado por Apple, como es lógico, pero también por Irlanda, el sastre del traje fiscal y que todavía defiende estas prácticas más propias de paraísos que de países del club comunitario. «Yo estoy a favor de los impuestos bajos, pero que se tienen que pagar y en condiciones de equidad», zanjó Luis de Guindos.

No fue el único que se pronunció en estos términos. «Si es jurídicamente exacto lo que dice la Comisión, estén seguros de que yo, como ministro de Finanzas, lo reclamaré», declaró el colega austríaco, Hans Joerg Schelling. Más contundente se mostró el holandés y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem. Y sorprende, sobre todo, porque Holanda es otro de los países señalados por estas prácticas de dudosa legalidad y nula ética.

«Las compañías internacionales tienen la obligación de pagar impuestos de un modo justo, y pienso que todos tenemos que trabajar juntos para asegurarnos de que es así», subrayó ante los medios.