Diario Sur

Draghi busca más soluciones para sorprender al mercado

  • El BCE podría anunciar hoy la prolongación del periodo de compras, que expira en marzo de 2017, o penalizar aún más la facilidad de depósito

bruselas. Vuelta al cole y todo continúa igual o incluso peor. La banca está en un momento crítico. El 'brexit' sigue siendo una incógnita. Francia e Italia crecieron al 0% en el segundo trimestre. Un país en funciones como España es el que mantiene el tipo. La inflación, pese al billón largo inyectado, se mantiene en el 0,2%, a un mundo del objetivo del 2%. La Eurozona no termina de carburar mientras los líderes de las grandes potencias siguen silbando a la espera de que el mago encuentre algún conejo en el trasfondo de una chistera que no da mucho más de sí. Vuelta al cole. Hoy, vuelve Mario Draghi.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) se reúne para agitar unos mercados cada vez más difíciles de sorprender. ¿Qué pasará? A priori, no se esperan grandes medidas aunque sí un mensaje que ya se lanzó en la última reunión de julio. «Si es necesario para cumplir con sus objetivos, utilizaremos todos los instrumentos con los que cuenta en su mandato. Quiero destacar que estamos listos, dispuestos y tenemos la capacidad de hacerlo», recalcó 'Súper Mario'.

¿Y qué puede hacer? Los expertos coinciden en señalar tres medidas. La primera, anunciar la prolongación del programa de compra masiva de activos más allá de marzo de 2017 (80.000 millones mensuales). La segunda, ampliar el tipo de bienes adquiribles después de incluir los bonos corporativos en junio. Y la tercera, penalizar todavía más la facilidad de depósito pasándola del -0,4 al -0,5% para obligar a los bancos a que presten más dinero y, de paso, tener más margen para comprar deuda, ya que el BCE no puede adquirir aquella que rinda por debajo de la facilidad de depósito.

El Eurobanco publicaba su último balance sobre el 'Quantitative Easing' en el que reflejaba que la compra de deuda pública superaba por primera vez el billón de euros. Sólo en el caso español, ya van más de 164.300 millones.