Diario Sur

La UE recula y quiere limitar a 90 días al año el uso sin recargo del móvil fuera del país

Un grupo de trabajadores de la City atraviesan el Puente de Londres utilizando sus móviles. :: afp
Un grupo de trabajadores de la City atraviesan el Puente de Londres utilizando sus móviles. :: afp
  • La propuesta sobre 'roaming', criticada por los consumidores, se aprobará el 15 de diciembre y entrará en vigor en junio de 2017

bruselas. Sí, pero no. El 'roaming' gratis será una realidad a partir del 15 de junio de 2017 pero, ojo, sólo durante un máximo de 90 días al año y con periodos ininterrumpidos de no más de 30 días. Así que aquellos titulares mediáticos grandilocuentes de hace sólo unos meses, que proclamaban el adiós a los sobrecargos por usar el teléfono móvil fuera del país de residencia y dentro de la UE, han quedado un poco descafeinados. No hay que olvidar que el fin del 'roaming' se ha vendido por los políticos como uno de los grandes logros de la historia reciente del proyecto comunitario.

La noticia fue publicada el lunes por la Comisión sin grandes alharacas mediáticas, quizá buscando evitar el ruido provocado apenas 24 horas después por las principales organizaciones de consumidores, que han criticado con dureza la que a su juicio es la enésima victoria del poderoso lobby del sector de las telecomunicaciones. De hecho, en su día ya logró retrasar la entrada en vigor de esta medida de diciembre de 2015 a junio de 2017. Según diferentes estudios, el coste para las operadoras está cuantificado en torno a un 6% de sus ingresos.

«Resulta de todo punto inadmisible. Es un paso atrás hacia la apertura del mercado único por su falta de ambición y excesivas limitaciones. Se han priorizado los intereses locales de determinados operadores antes que la libertad de los consumidores», censuró ayer la OCU. Unas críticas compartidas por la asociación europea BEUC, que lamentó que la gratuidad prometida se limite ahora a solo un 25% del año.

Bruselas se defiende

No obstante, la propuesta de la Comisión sólo es eso, y aún es susceptible de ser modificada ya que debe recibir el visto bueno de los países (Consejo) y de las diferentes autoridades reguladoras. Lo que se ha hecho es abrir un periodo de reflexión pública con sus planteamientos antes de que la decisión definitiva sea aprobada el 15 de diciembre, según el calendario previsto.

En la práctica y pese al ruido generado, el 'roaming' sí será gratis para la gran mayoría de los consumidores. Pero, ¿quién pasa más de 90 días al año en otro país europeo o incluso más de 30 seguidos en otro Estado de la UE? Pues esta limitación afecta, sobre todo, a los trabajadores expatriados (en Bruselas hay unos cuantos) porque, según el borrador publicado, las personas que cada día pasan a otro país para trabajar (españoles que lo hacen en Francia o Portugal) no estarían sujetos a estas limitaciones.

Cuando se aprobó el fin del 'roaming' ya se advirtió de que había que encontrar la fórmula «justa» para evitar el «abuso». Se hablaba de límites temporales para favorecer solo el tráfico en itinerancia, de uso de datos... Finalmente, se ha apostado por fijar esos 90 días que «no dejan de ser un mínimo», como recalcó ayer el Ejecutivo europeo. Es decir, que las operadoras pueden ofrecer 100, 120 o lo que consideren oportuno. «Terminamos con los cargos de 'roaming' en el sentido de que sean estrictamente eso. Es decir, cuando hay un desplazamiento para viajar o trabajar pero no algo permanente», declaró la portavoz comunitaria Nathalie Vandystadt, quien recordó que pocos europeos pasan más de 90 días al año en otro país.

Lo que se pretende evitar es el uso fraudulento de tarjetas SIM, poder adquirirlas en países donde se pagan unas tarifas telefónicas mucho más baratas. Según Bruselas, «eso tendría un impacto negativo en los precios nacionales y finalmente en todos los consumidores».