Diario Sur

Bruselas cifra en 160.000 millones el dinero que pierde al año la UE por fraude y falta de eficacia

bruselas. Si una palabra está estigmatizando a España en Bruselas es el maldito déficit, gastar más de lo que se ingresa. Un indicador que deja a la cuarta potencia del euro como el peor alumno comunitario con diferencia Pero, ¿se gasta mucho o más bien se ingresa poco? Quizá las dos cosas, pero este martes tocaba hablar de ingresos, de IVA, de lo que se deja de recaudar cada año por actividades fraudulentas, evasión fiscal, quiebras de empresas o errores estadísticos. Según datos de 2014, en la UE nada menos que 160.000 millones de euros (más que el presupuesto anual de este año), y en España, 'sólo' 6.212 millones, ya que se ingresaron 63.756 millones frente a los 69.970 previstos. Esta brecha supone todo el presupuesto anual del país para infraestructuras.

Aunque el dinero perdido supone un pico, la situación española es una de las más saneadas de Europa ya que el porcentaje de desfase es del 8,8%, tres puntos inferior al del año anterior cuando se perdieron 8.463 millones, y muy lejos del 14% de la media comunitaria. De hecho, España, aunque no parezca servir de precedente, está mucho mejor que los otros grandes del euro: Alemania, Francia o Italia, uno de los países que peor funciona al registrar un agujero de 36.855 (un 27%).

Las diferencias en el conjunto de la Unión son abismales. Los Estados miembros que menos ingresos perdieron con respecto a la recaudación esperada fueron Suecia (1,2%) y Luxemburgo. Por contra, las «brechas del IVA» más grandes fueron las registradas en Rumanía (37,89%), Lituania (36,84%) y Malta (35,32%). «Esto es inaceptable», recalcó ayer el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

Los datos sobre España evidencia que el mito del 'con IVA o sin IVA' es una realidad que no es ni mucho menos ajena al resto de los europeos. Eso sí, España queda señalada cuando se hace referencia a la llamada 'policy gap', la brecha política que hace referencia a lo que deja de recaudarse por tener productos con IVA reducido o exentos de IVA.