Diario Sur

Las comunidades recibirán 4.000 millones menos del FLA por la falta de Gobierno

  • El Ejecutivo en funciones no puede elevar el déficit del 0,3% al 0,7% para las regiones acordado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de abril

Otra vuelta de tuerca para la financiación de las comunidades autónomas del régimen general -todas excepto País Vasco y Navarra-a cuenta del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). Las regiones dejarán de percibir 4.000 millones de euros del FLA por el hecho de no haber podido ratificar en el Parlamento el acuerdo alcanzado el pasado mes de abril en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) por el que las autonomías habrían podido tener un déficit del 0,7% en lugar del 0,3% previsto inicialmente para este ejercicio, según fuentes próximas al Ejecutivo.

Este nuevo margen para las comunidades fue posible después de que el Estado pudiera contar también con mayor disponibilidad, en lugar del 2,8% previsto al 3,6%. Esa diferencia de ocho décimas se repartió a partes iguales con el Estado.

El nuevo objetivo permitía a las regiones pasar del 1,66% de déficit en 2015 al 0,7%, en lugar de llegar al 0,3%. Su aprobación se produjo por acuerdo de los consejeros de Hacienda el pasado 28 de abril, en un Consejo de Política Fiscal y Financiera en el que, además de aprobarse la meta de déficit para el presente ejercicio, también se dio el visto bueno a la senda hasta 2019.

Lo hizo con el respaldo de las comunidades gobernadas por el Partido Popular y el voto en contra de las del PSOE, además de Cataluña, Cantabria y Navarra. Para este ejercicio quedó fijado en el 0,7%, mientras que para 2017 se encuadraba en el 0,5%; para 2018, en el 0,3%. El objetivo marcado era llegar al equilibrio presupuestario, es decir, un déficit cero, en 2019.

Sin embargo, y según fuentes del Gobierno, esta financiación adicional que suponía un objetivo más alto de déficit público no se podrá realizar por falta de un Ejecutivo que no esté en funciones, ya que el actual no puede llevar al Parlamento estos nuevos objetivos ni el aumento de la financiación que ello conlleva.

La evaluación hecha por Hacienda eleva a 4.000 millones la cantidad que las regiones dejarán de percibir este ejercicio por el FLA, lo que dificultará el cumplimiento de la meta de déficit autonómico a finales de este año.