VETTEL SE CONSUELA

ENRIQUE GLÜCKMANN

El Gran Premio de Brasil es uno de los clásicos del Mundial de Fórmula 1, y casi siempre depara sorpresas. Con Hamilton ya campeón del mundo, el inglés cometía su error más sonado de la temporada y destrozaba su coche en la primera vuelta de los entrenamientos calificatorios para la parrilla de salida, para luego enmendarlo, y tras salir desde el 'pit lane', hacer su mejor remontada de la temporada, llegando al cuarto lugar final, evidenciando que está un escalón por encima de todos en la actualidad.

Su compañero de equipo, Bottas, tras cumplir con su papel en los 'entrenos' y hacerse con la 'pole position', cometía de nuevo un error en la salida y dejaba la victoria en manos de un agresivo Sebastian Vettel, que se consuela de esta forma, de la pérdida de un más que posible título, por la ineficacia de un equipo, Ferrari, que es una olla en ebullición. Bottas además se complica y mucho el subcampeonato.

Es cierto que Ferrari, en situación de carrera en muchos circuitos, está a la altura de Mercedes, pero también es verdad que sólo con sus primeros pilotos; los segundos son meros comparsas y para muestra un botón: Hamilton salió último desde 'boxes' y terminó a cinco segundos del vencedor, ¿dónde hubiera quedado si sale delante en la parrilla?

Inexplicable la poca competitividad de Red Bull. Han dominado en las últimas carreras y aquí, en Brasil, en un circuito que en teoría les es favorable, se diluyen. Sus técnicos refieren que puede deberse a la situación del circuito brasileño, pero Méjico estaba aún más alto y funcionaron perfectamente. Ojo pues puede ser un toque de atención al rendimiento de los motores Renault.

Y ya que hablamos de Renault, comentaré lo complicada que Sainz va a tener su estancia en el equipo francés con su actual compañero Nico Hulkemberg. El alemán, uno de los mejores pilotos de la actual parrilla, se lo va a poner muy difícil al madrileño. Tan difícil como que sobrepasen en el Mundial de constructores a Toro Rosso, que sigue delante por cuatro puntos a falta de una prueba.

Gran carrera de Fernando Alonso, luchando por el octavo puesto hasta la última curva con Felipe Massa (que esta vez parece cierto que se retira) y Checo Pérez, ambos con mejor mecánica que el español, al que parece le estimulan las ganas de sobreponerse a tres temporadas de frustración con Honda.

Por último, destacar el anuncio de Pirelli de traer un nuevo neumático para la próxima temporada, más blando que todos los actuales. Los italianos han hecho un neumático indestructible en cualquiera de sus compuestos para salvaguardar sus intereses comerciales y su imagen ante el público, pero la realidad es que debería de haber mucha mas diferencia entre unos compuestos y otros, pues con los actuales la estrategia que se buscaba en utilizar diferentes ruedas, quedan en nada al ser mínimas las diferencias entre ellos. Tanto que un neumático superblando puede llegar a realizar casi una carrera completa, cuando en realidad deberían durar alrededor de diez giros y existir una diferencia en los tiempos entre tres y cuatro segundos por vuelta, con lo que se ganaría en espectáculo.

Hasta Abu Dabi.

Fotos

Vídeos