Muguruza, a la caza de Conchita

Muguruza se entrena en el All England Tennis Club, ante la mirada de Conchita Martínez. :: P. KLAUNZER. efe

Tratará de convertirse hoy en la segunda tenista española que se corona en Wimbledon

MANUEL SÁNCHEZ

Garbiñe Muguruza se quitó una pesada mochila llena de presión al caer en la última edición de Roland Garros. Bolsas llenas de ansiedad que le impidieron dar lo mejor de ella misma después de vencer en el torneo parisino en 2016. Desde aquella victoria, el gran triunfo de su vida, la hispano venezolana no había vuelto a pisar la final de un torneo WTA hasta la llegada del tercer grande de esta temporada.

De las últimas primerizas en triunfar en un 'Grand Slam', Angelique Kerber jugó la última ronda de un torneo a los tres meses de coronarse en el Abierto de Australia 2016 (Stuttgart 2016); Samantha Stosur (Abierto de los Estados Unidos 2011), a los dos meses (Osaka 2011); Victoria Azarenka (Abierto de Australia 2012), tardó menos de un mes (Doha 2012), y Petra Kvitova (Wimbledon 2011), se demoró tres meses (Linz 2011). Aunque otras, como la francesa Marion Bartoli, nunca lo consiguieron tras alzar su primer grande. Ahora, más de un año después, Muguruza ha roto esa barrera emocional y disputará hoy su primera final como campeona de 'Grand Slam' en uno de los escenarios más glamurosos de la historia. Su segunda final en la catedral del tenis le llega con 23 años y dentro de las dos semanas de mejor tenis de su vida. Esta vez Serena Williams no estará en la final como en aquel aciago 2015, cuando la estadounidense la batió en dos mangas. Pero Muguruza ya ha eliminado a la número uno del mundo, Angelique Kerber; a una doble campeona de 'Grand Slam' como la rusa Svetlana Kuznetsova; además de terminar el cuento de hadas de la eslovaca Magdalena Rybarikova, con el honor, además, de ser una de las nueve tenistas en toda la historia que han cedido dos juegos o menos en la semifinales de Wimbledon. La última en conseguir tal hito fue Serena el año pasado.

La final del All England Tennis Club puede coronar a Muguruza como la única española en la historia en vencer en Roland Garros y Wimbledon. Mientras que Conchita Martínez, su entrenadora estas dos semanas, venció en el torneo verde en 1994 y cayó en la final de Roland Garros seis años después, Arantxa Sánchez Vicario se alzó en París en tres ocasiones (1989, 1994 y 1998) y alcanzó dos finales en Londres (1995 y 1996). Mención especial merece Lilí Álvarez, la precursora del tenis en España, que llegó al último partido de Wimbledon en 1926, 1927 y 1928. Por lo tanto, si Muguruza vence a Venus Williams, sería la segunda española en coronarse en Wimbledon y también la segunda en conseguir dos títulos de 'Grand Slam', aunque Sánchez Vicario, que sumó cuatro en su carrera, lo logró a más temprana edad, ya que alzó su segundo Roland Garros con 22 años.

La española llega al duelo ante Venus Williams tras las dos mejores semanas de tenis de su vida

Su rival en la final será la estadounidense Venus Williams, con la que se ha enfrentado en cuatro ocasiones, con un balance negativo de tres derrotas y una victoria para la española, aunque su último enfrentamiento (Masters de Roma 2017) cayó del lado de Muguruza. Nunca han jugado sobre hierba y las victorias de la mayor de las Williams fueron sobre pista dura (Florianópolis 2013, Auckland 2014 y Wuhan 2015). Venus, a sus 37 años, aspira a su sexto Wimbledon, que supondría su octavo 'Grand Slam'.

Ambas llegan a la final tras un camino prácticamente perfecto, después de ceder sólo un set en su camino. Muguruza lo hizo ante Kerber y Venus contra Wang. Sus números son muy parecidos. La española ha colocado 141 golpes ganadores -una media de 23,5 por encuentro- y la estadounidense 143 -23,8 por partido-. En cuanto a los errores no forzados, se mueven en registros prácticamente idénticos tras seis choques. Muguruza ha cometido 106 y la mayor de las Williams ha hecho 105.

No obstante, la estadounidense domina en los apartados correspondientes al saque. Venus gana más puntos con primer servicio -cerca del 80% por el 70% de Muguruza- y coloca más 'aces' por partido -4,6 saques directos por los 2,83 de la española-. Pese a esto, Muguruza va en trayectoria ascendente en los puntos ganados al segundo saque y comenzó el torneo en torno al 50% para, contra Rybarikova, rozar el 70%. Además, la serenidad de la nacida en Caracas se traslada a las dobles faltas, ya que ha hecho sólo cuatro en seis partidos, en tanto que Venus promedia cuatro.

Federer-Cilic, final

El suizo Roger Federer tendrá la oportunidad de conseguir su octavo Wimbledon y superar a Pete Sampras como el tenista que más veces ha conseguido el título. El ganador de 18 grandes derrotó a Tomas Berdych, finalista en 2010, en tres mangas por 7-6, 7-6 y 6-4 y se planta en la gran final de su torneo favorito sin ceder ni un set.

En la otra semifinal, Marin Cilic se metió en su primera final de Wimbledon al derrotar al estadounidense Sam Querrey por 6-7 (6), 6-4, 7-6 (3) y 7-5. El croata, campeón del Abierto de Estados Unidos en 2014, disputará su segunda final de 'Grand Slam' casi tres años después, al superar un cuadro en el que no tuvo que vencer a ningún top 15 para llegar hasta el partido por el título.

Fotos

Vídeos