Muguruza arrolla a Cirstea y se medirá en octavos de Wimbledon a la número 1, Kerber

MANUEL SÁNCHEZ MADRID.

Poco a poco. Con calma, tranquilidad y sin mirar más allá del siguiente punto. Así, Garbiñe Muguruza ha recuperado su mejor nivel y estará en la segunda semana de Wimbledon. La última vez que lo consiguió llegó a la final. Ayer derrotó a Sorana Cirstea por 6-2 y 6-2 en una hora y diez minutos y en octavos se medirá a la alemana Angelique Kerber, número 1 mundial, que venció a la estadounidense Shelby Rogers por 4-6, 7-6 (7/2) y 6-4

Cirstea cedió rápidamente ante el empuje de Muguruza, que en pocos minutos se colocó 5-1 y encaró la recta final del set con todo a favor. La española veía la segunda semana a escasos centímetros. Muguruza ya no vive con vaivenes, no sube y baja como una montaña rusa. Mantiene una línea tranquila en la que los errores no forzados no se acumulan (cometió diez en todo el partido). Le dio un respiro a Cirstea y la rumana mantuvo su primer saque, como en el primer set, pero aceleró en el tercer juego para plantarse ya con el 'break' y encarar la recta final de partido con tranquilidad.

Fotos

Vídeos