Davidovich, en el mejor escaparate

Davidovich celebra su pase a la final ayer ante Kypson./SUR
Davidovich celebra su pase a la final ayer ante Kypson. / SUR

El malagueño disputa hoy la final júnior de Wimbledon ante el argentino Geller en el partido más importante de su corta carrera

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Son las seis de la tarde. Alejandro Davidovich responde a la llamada de SUR mientras termina de almorzar en las inmediaciones de Wimbledon. Se le nota relajado, pero también cansado. Sólo unos minutos antes acababa de ganar al estadounidense Patrick Kypson para alcanzar la final júnior del torneo sobre hierba más importante que se disputa en el mundo. La hora definitiva del partido no ha sido fijada, pero podría ser a partir de las 14.00 horas y se podrá seguir en Movistar Deportes 1 (dial 55).

Podría mostrar una alegría desmedida, pero es consciente de que el trabajo para el que se desplazó a a Londres hace una semana y media todavía no está acabado, máxime cuando está ante la gran oportunidad de su todavía corta carrera como tenista. Lo que sí es seguro es que Davidovich, a sus 18 años, está en el mejor escaparate del ténis mundial y, lo mejor de todo, se siente preparado para rematar la faena. «Estoy muy contento. Lo he hablado con mi equipo y sabemos el duro trabajo que hemos tenido que hacer para llegar hasta aquí. Todo ese esfuerzo está dando sus frutos», explica.

Los números y su tenis lo colocan como el favorito en el partido por el título ante el argentino Axel Geller, que derrotó al primer cabeza de serie, el francés Courentin Motet, por 6-1, 3-6 y 3-6 en una hora y 43 minutos. El tenista de la Cala del Moral es la sensación del torneo londinense. Después de superar en cuartos de final al segundo favorito, el chino Yibing Wu, ayer despachó a Kypson por un doble 6-4 en un partido complejo que estuvo suspendido por la lluvia durante más de dos horas. «He tenido parones más largos en otros partidos, pero sí, la verdad es que perdí un poco la concentración. Pero en cuanto me situé pude reconducir el partido después de aprovechar un ‘break’».

El tenista malagueño llega lanzado al choque decisivo, pues no ha cedido un solo set en el cuadro júnior y ha confirmado en Wimbledon lo que ya apuntó en Roland Garrós, cuando cayó en semifinales.

El partido se jugará en la písta número uno de Wimbledon, un desafío más al tratarse de un escenario carismático y que exigirá un mayor esfuerzo de concentración. «Sé que será complicado, es la pista número uno. El que se descentre un poco tendrá problemas, es evidente, pero no quiero pensar demasiado en el partido, al menos hoy. Quiero descansar y recuperarme para llegar en perfectas condiciones», insiste.

Sólo seis partidos sobre hierba

Al verlo en la final, muchos pensarán que Alejandro Davidovich es un especialista sobre hierba, pero nada más lejos de la realidad. Lo suyo es la tierra batida, pero se ha adaptado a la perfección a una superficie nueva para él. El malagueño llegó la semana pasada unos días antes de lo previsto a Londres para, precisamente, tomar contacto con las pistas de hierba. El resultado ha sido sorprendete. «Sólo he jugado seis partidos en mi vida y me he adaptado muy bien. Me siento cómodo», reconoce.

En su equipo están sorprendidos por esta inesperada aclimatación, según reconoce su entrenador, Jorge Aguirre. «Nos vinimos antes y estuvimos cuatro días entrenándonos mañana y tarde conn unos ejercicios específicos. Álex se siente ágil y rápido», recalca.

«Geller es un Del Potro, pero en joven»

El argentino Áxel Geller es el último obstáculo que separa al malagueño Alejandro Davidovich del título júnior en Wimbledon. Geller también llega lanzado, como lo demuestra su victoria ante el primer cabeza de serie, el francés Courentin Motet, por 6-1, 3-6 y 3-6 en una hora y 43 minutos. El entrenador de Davidovich, Jorge Aguirre, analizó así al argentino. «Será un partido de muchas emociones porque está en juego el título y porque se juega en la pista número 1. Geller es un jugador alto, que supera el 1,90, que tiene un buen servicio sobre el que basa su juego y al que le gusta pegar fuerte desde el fondo de la pista. A pesar de ser alto, se mueve rápido. Es un estilo a Del Potro, pero más joven, y al que le gusta dominar el juego. Creo que va a ser un partido bonito y seguro que los dos ofrecerán una interesante pelea», explica.

Fotos

Vídeos