Verdasco mitiga las decepciones de Carreño y Bautista en Roland Garros

El madrileño sorprende a Dimitrov y se enfrentará en octavos de final a Djokovic, verdugo del castellonense en cuatro sets

DIEGO REINARES

parís. Dos abanderados del tenis español, Pablo Carreño y Roberto Bautista, undécimo y decimotercero del 'ranking' ATP, respectivamente, quedaron eliminados ayer en la tercera ronda de Roland Garros, donde únicamente la gran victoria de Fernando Verdasco (35º) sobre Grigor Dimitrov (5º) mitigó la decepción de la 'Armada' española. Verdasco es el primer jugador español con billete para los octavos de final, un objetivo al que también aspiran Rafa Nadal, Garbiñe Muguruza y Albert Ramos, que jugarán sus partidos de tercera ronda hoy.

El veterano tenista madrileño no lo tenía fácil contra Dimitrov, que no es un especialista en tierra batida, pero que ocupa el quinto puesto mundial y que ganó el Masters el año pasado, lo que le convertía inevitablemente en un adversario temible, pero Verdasco se llevó el partido en tres mangas, por 7-6 (7-4), 6-2, 6-4. La solidez en el servicio, ante el que el búlgaro se desesperaba al no encontrar grietas, fue determinante.

Dimitrov, de 27 años, pudo romper por fin el saque de Verdasco dos veces en el tercer set, pero el español logró en esa manga tres 'break' que le permitieron llevarse el partido brillantemente.

«No ha sido un sorpresón, pero él era el favorito. Es él el que es 'top 10'. Es verdad que no hizo una buena temporada sobre tierra, que no estaba en un momento dulce, pero yo también estuve arrastrando la lesión en el gemelo que sufrí en Miami», explicó Verdasco. A sus 34 años, demostró que sigue siendo competitivo y jugará por séptima vez en su carrera los octavos en París, una ronda que ha sido siempre infranqueable para él en Roland Garros.

En la próxima ronda, tendrá un rival muy difícil, el serbio Novak Djokovic, exnúmero uno mundial caído al 22º. Djokovic fue el verdugo de Bautista, al que derrotó en cuatro mangas, por 6-4, 6-7 (6-8), y 7-6 (7-4) y 6-2. «He competido de tú a tú contra Novak. He tenido buenas sensaciones en la pista. Quería llevar el partido a situaciones igualadas», explicó el español.

En busca de su mejor versión

La estrella serbia continúa dando pasos adelante en su intento de recuperar su mejor versión, después de haberse perdido la segunda mitad de la pasada temporada y de los problemas de este 2018 tras una operación en un codo en febrero. El castellonense queda apeado del torneo más complicado de su vida, tras la muerte repentina hace diez días de su madre. Después de dos años alcanzando los octavos, su mejor actuación personal en París, se despide esta vez una ronda antes.

El otro eliminado español del día fue Pablo Carreño, el segundo jugador de la 'Armada' con mejor 'ránking', únicamente superado por Nadal: perdió inesperadamente ante el italiano Marco Cecchinato (72º) por 2-6, 7-6 (7-5), 6-3 y 6-1. «Es verdad que partía como favorito, pero uno nunca sabe con este tipo de partidos. Las expectativas eran altas, pero no se pudo», lamentó el jugador asturiano tras su decepción de este viernes.

Además, hoy Nadal buscará los cuartos de final contra el francés Richard Gasquet (32º); Albert Ramos (36º) frente al argentino Juan Martín Del Potro (6º), y Garbiñe Muguruza (3ª) ante la australiana Samantha Stosur (90ª).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos