Octavos de final

Del Potro remonta dos sets y dos pelotas de partido para estar en cuartos

Juan Martín del Potro celebra su victoria.
Juan Martín del Potro celebra su victoria. / Afp

El argentino derrotó en cinco sets (1-6, 2-6, 6-1, 7-6 y 6-4) al joven austríaco Dominic Thiem

EFENueva York (EEUU)

El argentino Juan Martín del Potro, vigésimo cuarta cabeza de serie, escribió otra página brillante en el Abierto de Estados Unidos al pasar hoy a los cuartos de final tras remontar dos sets en contra y salvar dos pelotas de partido antes de vencer por 1-6, 2-6, 6-1, 7-6 (1) y 6-4 al joven austríaco Dominic Thiem, sexto cabeza de serie.

Del Potro, que se vio abajo al perder los dos primeros sets con un tenis errático, sin acierto con su saque y golpes de derecha desde el fondo de la pista, surgió en el tercero para recordar que había sido campeón del Abierto en el 2009 y consiguió por quinta vez, en nueve participaciones, estar entre los ocho mejores.

Más información

El tenista de Tandil, de 28 años, número 28 del mundo, tendrá como próximo rival al ganador del duelo que esta noche van a protagonizar en la pista central Arthur Ashe, el suizo Roger Federer, tercer cabeza de serie, ante el alemán Philipp Kohlschreiber, trigésimo tercer preclasificado.

Al margen de cual sea el resultado de los cuartos, Del Potro puede irse con la cabeza muy alta del último torneo de Grand Slam, al protagonizar, no su mejor tenis, pero si una demostración de luchador indomable, que nunca se da por vencido hasta la última pelota.

Eso fue lo que le permitió remontar un marcador adverso, que cualquier otro tenista hubiese dado por perdido, pero el Tandilense reivindicó su condición de uno de los mejores del mundo y también que en el 2009 fue campeón en Flushing Meadows.

Las claves del partido fueron la gran reacción en la tercera manga, pero sobre todo en el décimo juego de la cuarta, cuando después de ir perdiendo 3-5 y servicio en poder de Thiem, remontó un marcador adverso de 30-0 para hacer cuatro tantos consecutivos y conseguir el "break".

Del Potro siguió con otros cuatro tantos seguidos y puso el empate a 5-5 hasta que Thiem aprovechó su saque y logró el 6-5, pero además se colocó con 15-40 y servicio en poder de Del Potro, que de nuevo con dos "aces" magistrales, salvadores, superó las dos pelotas de partido y forzó el desempate.

Ahí, de nuevo, surgió la mejor versión del tenista argentino con excelente saque, resto y golpes de derecha desde el fondo de la pista para conseguir un arrollador 7-1 que le mantuvo con vida.

Todo se iba a decidir en el quinto set, donde la experiencia y la clase de Del Potro se hizo sentir cuando más era necesaria, en el momento clave que llegó en el décimo juego al lograr el único break de la manga, el de oro, gracias a una doble falta de Thiem, la quinta del partido, que simbolizó la gran oportunidad que él mismo había perdido de estar en los cuartos de final.

Pero el que estará, con todo merecimiento y honores será Del Potro, que después de tres horas y 35 minutos acabó con dos tantos menos ganados (139) por 141 de su rival, pero hizo los decisivos que le permitieron estar entre los ocho mejores del torneo de Grand Slam.

Además, Del Potro sigue con marca perfecta, ahora de 3-0, en los duelos que ha mantenido frente a Thiem, número ocho del mundo, que ayer, cumplió 24 años, el único Top Ten junto al español Rafael Nadal (1) y Federer (3) que seguía en la competición.

Después de la gran victoria sobre el español Roberto Bautista, del Potro, que también había eliminado en la segunda ronda al español Adrián Menéndez, la conseguida ante Thiem, en la pista Grandstand Stadium, le permite tener marca de 2-7 en los duelos con rivales Top Ten en lo que va de temporada.

Ante Thiem, el tandilense repitió la historia de los octavos del Abierto del año pasado, pero la gran diferencia esta vez ha sido que hace 12 meses se clasificó por el abandonó del tenista austríaco tras haber disputado apenas un set, y ahora, después de darle una lección de pundonor, confianza y espíritu de lucha.

Fotos

Vídeos