Primera ronda

A Muguruza le basta una hora para inaugurar el US Open

Garbiñe Muguruza golpea la bola durante el partido./USA TODAY Sports
Garbiñe Muguruza golpea la bola durante el partido. / USA TODAY Sports

La hispano venezolana abre el fuego en la pista central con una contundente victoria ante Lepchenko

MANUEL SÁNCHEZMadrid

En Wimbledon apenas pisó la pista central hasta las rondas finales. En Estados Unidos ya le tratan como lo que es. Una auténtica campeona. Garbiñe Muguruza comenzó su andadura en el Abierto de los Estados Unidos 2017 en la Arthur Ashe (estadio central del torneo) con una contundente victoria ante Varvara Lepchenko. Muguruza, que ya suma cincuenta triunfos en "Grand Slam", arrasó a la tenista local por 6-0 y 6-3 en una hora y tres minutos de partido.

Más información

No tuvo problemas Muguruza en mostrar, a la estadounidense y al público reunido en las gradas, las que van a ser sus armas durante el torneo. Un juego de fondo sólido basado en una derecha y un revés que mueven de lado a lado a su oponente y le permiten atacar y avanzar metros dentro de la pista. El servicio acompaña en la sombra. No es definitivo, pero pone los primeros cimientos del punto. Con ello, la española golpeó desde el inicio a una Lepchenko que no tuvo ideas para campear el temporal.

En los tres primeros juegos, Muguruza solo cometió un error no forzado y con el 3-0 en el marcador aceleró para llevarse el primer set por 6-0 en poco más de 20 minutos. Ni siquiera necesitaba conectar golpes ganadores (hizo tres en el primer set), si no que era la zurda estadounidense la que se encargaba de acompañar con errores clamorosos el buen hacer de Muguruza.

El tenis de Lepchenko no se encendió hasta el segundo set. Con 6-0 y 1-0 en el marcador, la número 64 del mundo abrió su casillero (1-1), lo que supuso que había ganado en ese juego la mitad de puntos que en todo el primer set, cuando solo sumó ocho. Muguruza continuó con su juego, pero Lepchenko iba hacia arriba, "in crescendo" como una buena melodía que se ve lastrada por unos instrumentos que no dan la talla. Lepchenko era esa banda tributo que intenta acercarse al original, pero cuyo resultado final queda lejos. Aguantó los peloteos de la española y solventó otro juego al servicio (2-2), pero a la hora de atacar la yugular de Muguruza le faltaba precisión. Cuando intentaba cambiar de velocidad sus golpes se marchaban por centímetros, mientras que Muguruza se sostenía cual montaña imposible de derribar.

La pupila de Sam Sumyk, que lució la bandera de España en la visera, hizo brecha en el cuarto juego tras una bola muy ajustada, que el ojo de halcón dio por buena, y un revés en suspensión que selló la rotura (4-2). Sin embargo, Lepchenko sacó un juego espectacular para devolverle el "break". Eran las primeras oportunidades que concedió la española al servicio y lo pagó con alargar un partido que tenía un final cercano. El despiste despertó a Muguruza que se llevó los dos últimos juegos del partido en blanco, para cerrar la tercera victoria de su vida en Nueva York, y la cuarta del año ante jugadoras zurdas, contra las que aún no ha perdido en 2017.

La española explicó en rueda de prensa que su nivel "es más alto durante más tiempo", ya que "ha mejorado" y tiene "más consistencia". Además, Muguruza aseguró que no piensa en "gastar poca energía", aunque sí agradece tener un día de descanso entre partido y partido.

Su rival en segunda ronda (escollo que nunca ha superado en este torneo), será la china Ying-Ying Duan, que se deshizo en dos sets de la estadounidense de 17 años y campeona de Wimbledon junior Claire Liu. Será el primer enfrentamiento entre Muguruza y Duan, y la oportunidad para que la española balancee el cara a cara contra jugadoras chinas, que en estos momentos se sitúa en tres victorias y cuatro derrotas.

Decepción de David Ferrer

También pasó a segunda ronda Pablo Carreño, que se deshizo del jugador local Evan King en tres sets (6-3, 6-2 y 7-6). "Físicamente no he tenido ningún problema", reconoció el asturiano que se perdió el pasado torneo de Wimbledon por una lesión abdominal. En la siguiente ronda se medirá al británico Cameron Norrie. No podrán acompañar a Carreño Nico Almagro, que cedió en tres sets ante Steve Johnson, ni David Ferrer, que fue eliminado por el kazajo Mikhail Kukushkin (4-6, 6-3, 6-2 y 6-1) y rompe una racha de doce años seguidos sin caer en primera ronda del torneo estadounidense.

La jornada se cerró para los españoles con dos buenas noticias, las victorias de Albert Ramos y Carla Suárez. El catalán necesitó cinco horas para tumbar a Denis Istomin (4-6, 7-6, 7-5, 6-7 y 7-5), en tanto que la gran canaria se impuso a la turca Ipek Soylu por 6-4 y 6-4.

Fotos

Vídeos