Nadal, no hay diez sin once

El equipo celebra el triunfo de ayer. :: @CHBenalmadena/
El equipo celebra el triunfo de ayer. :: @CHBenalmadena

El mallorquín comienza hoy su asalto a Roland Garros frente al italiano Simone Bolelli, repescado de la fase previa

EFE PARÍS.

Rafael Nadal, número 1 del mundo, emprende en París el camino hacia su undécimo Roland Garros, que comenzó ayer, con la meta de agrandar aún más su leyenda en la capital francesa y, de paso, ganar su 17º Grand Slam para acercarse a los 20 de Roger Federer.

A punto de cumplir 32 años y después de recuperarse de sus problemas físicos que arrastraba desde finales de 2017, el mallorquín se presenta de nuevo como el gran favorito a revalidar el título, esperanzado por sus últimas exhibiciones. Su primer rival es italiano Simone Bolelli (130), quien reemplazó al ucraniano Aleksandr Dolgopólov (54 del mundo), baja en el torneo por lesión.

Bolelli fue escogido rival de última hora del español al ser designado como uno de los afortunados perdedores 'lucky loser' de la ronda previa para sustituir a Dolgopólov. Nadal ha jugado en cinco ocasiones ante Bolelli, ambas saldadas con otras tantas victorias para el español. Thiem, octavo del mundo y de 24 años, es el mayor obstáculo a priori para el mallorquín en este Roland Garros. No obstante, el sorteo fue benévolo y solo se encontraría con él en una hipotética final. La baja del número dos del mundo, Roger Federer, y la del británico Andy Murray facilitan, en teoría, su reconquista de la Copa de los Mosqueteros. Aunque para quienes le restan méritos a un nuevo triunfo, Nadal respondió. «Sería lo mismo si estuviese Roger o no. Tampoco se podía decir que una victoria de Federer cuando estaba lesionado yo o Djokovic no era bonita», dijo.

Ayer Pablo Carreño y Fernando Verdasco pasaron a la siguiente ronda. Verdasco se impuso al japonés Yoshihito Nishioka, 258º del ránking ATP, por un maratoniano 6-7 (4/7), 6-4, 6-3, 6-7 (3/7) y 7-5. Carreño ganó por 4-6, 6-1, 7-5 y 7-6 (7/5) contra el eslovaco Jozef Kovalik, 147º del mundo.En el cuadro femenino hubo dos derrotas importantes, la de la letona Jelena Ostapenko, defensora del título, pero también la estadounidense Venus Williams.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos