Nadal amplía su récord e inicia a medio gas el Godó

Supera a Carballés con más problemas de lo previsto y marca, con 38, un nuevo registro de sets consecutivos ganados en tierra

MANUEL SÁNCHEZ MADRID.

Quizás fuera por el cansancio o por la aclimatación a un nuevo torneo -aunque sea uno tan familiar como el barcelonés-, pero el Rafa Nadal que derrotó a Roberto Carballés (6-4 y 6-4) ayer no salió con la inercia del que sólo hace días se proclamó campeón de Montecarlo.

La osadía de Carballés se vio por primera vez en la central del Godó, en la pista Rafa Nadal, con la bestia que da nombre al ruedo. Al granadino, número 77º del mundo, no le faltó ni una pizca de valor y, a diferencia de tantos otros, no salió acongojado, no se encogió, sino que sacó la cabeza por encima de la red y le mostró a Nadal por qué se había ganado el derecho a jugar contra él en el mejor escenario de la ciudad condal.

Con esta victoria, Nadal clava un récord histórico y suma 38 sets seguidos en tierra, (veinte en Roland Garros, seis en Copa Davis, diez en Montecarlo y dos en Barcelona), por lo que supera ya en cuatro la marca en la era Open que tenía el rumano y exnúmero uno Ilie Nastase, quien sumó 34 de manera consecutiva en 1973.

En octavos de final, el balear chocará con otro español. El rodense Guillermo García-López, quien pasó de ronda tras el abandono del finalista en Montecarlo Kei Nishikori, aseguró su presencia en la tercera fase del Conde de Godó por segunda vez en su carrera. El nipón, que cayó con Nadal en la final del Masters 1.000 de Montecarlo el domingo pasado, se retiró del encuentro ante el manchego tras ceder el primer set por 6-3. De este modo, el balear es ya el único campeón que continúa en el torneo, tras la eliminación de Tommy Robredo y la renuncia, por lesión, de Fernando Verdasco.

El choque de hoy entre García-López y Nadal será el séptimo de su rivalidad personal, con cinco victorias para el balear y una para el rodense. 'Willy', como se le conoce en el circuito, derrotó al número uno en las semifinales del torneo de Bangkok en 2010, donde a la postre se proclamó campeón, en un partido en el que el de Manacor desaprovechó 24 de 26 bolas de rotura.

Triunfo de Menéndez

La gran sorpresa de la jornada llegó cuando Novak Djokovic fue eliminado del torneo al caer con Martin Klizan, número 144 del mundo (por 6-2, 1-6 y 6-3). El serbio sigue sin alcanzar un buen momento de forma.

Por otro lado, el marbellí Adrián Menéndez, (151º del 'ranking' ATP) que es el primer cabeza de serie en el ATP Challenger de León (México), se impuso ayer en la primera ronda al bosnio Aldin Setkic (241º) por 77-5 y 7-6 (2) y en octavos de final se cruzará con el 'aussie' John Patrick Smith (228º). El torneo se celebra en pista dura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos