Nadal, que amarra el número uno mundial hasta el final de temporada, gana en París y pasa a cuartos

COLPISA

parís. Podría haber dudas sobre el rendimiento de Nadal en París. Con la Copa de Maestros en tan solo unos días (12 al 19 de noviembre) y el número uno amarrado matemáticamente hasta final de temporada, Nadal no tiene necesidad de ponerse en peligro en París. Pero él está hecho de otra pasta y si puede luchar por otro título más, que quede claro que lo va a hacer.

Tras un infierno que se extendió por más de dos horas y veinte minutos, liquidó a Pablo Cuevas (6-3 y 6-7 y 6-3) y consiguió el pase a los cuartos de final del Masters 1000 de París poniendo su candidatura sobre la mesa. La que es la victoria número 40 de Nadal en pista dura esta temporada (en total, sobre todas las superficies, acumula 67), se cimentó en ser más sólido que su rival, un tenista que ya venció la balear en 2016, y que pese a estar sumido en una de las peores temporadas de su carrera, plantó cara al balear de principio a fin.

Y es que Cuevas venía de una racha horrible de diez derrotas consecutivas, hasta que la rompió en este torneo ante Karen Khachanov.

Fotos

Vídeos