Muguruza comienza triunfal el Masters de Singapur al derrotar a Ostapenko

Muguruza, emocionada tras el triunfo. :: jeremy lee. reuters/
Muguruza, emocionada tras el triunfo. :: jeremy lee. reuters

La hispanovenezolana supera en dos sets, por 6-3 y 6-4, a la campeona de Roland Garros en el primer duelo del grupo blanco

MANUEL SÁNCHEZ

madrid. Garbiñe Muguruza vengó la pasada derrota en Wuhan (China) ante Helena Ostapenko con una sólida victoria ante la letona (6-3 y 6-4) en poco más de una hora. La española arrancó con un triunfo su participación en las Finales WTA (nueva denominación del Masters) de Singapur al parar la sangría de golpes ganadores de Ostapenko (quince) y cometer menos errores no forzados (cinco por diez).

No tuvo problemas Muguruza para contrarrestar el juego de la actual campeona de Roland Garros. Ostapenko fía su juego a la precisión, esa capaz tanto de darle un título en París o fallarle en su debut en la cita más exclusiva del curso. La española de origen venezolano variaba alturas y no podía dejar que Ostapenko cargase el cañón que tiene como derecha. Las bolas a media pista o demasiado altas eran caramelos para la letona, que no tenía problemas para encontrar las líneas cuando la situación era favorable. Su problema llegó cuando Muguruza le obligó a correr. Ella estaba cómoda cuando los puntos duraban un suspiro, pero Muguruza es más versátil.

Cuestión mental

El juego destructivo de la letona la llevó a convertir el partido en una noria. Muguruza consiguió la rotura desde el 30-0 en el cuarto juego, pero cedió su saque en el séptimo. Otra rotura más, a una Ostapenko desesperada con su segundo servicio (porcentajes cercanos al 35 %), provocó la ventaja de la española (6-3). Mentalmente Ostapenko estaba fuera y los puntos se desangraban en el marcador. En cuestión de minutos se puso 5-1 y pareció que estaba todo hecho. Pero la noria de Ostapenko volvió a rodar, y la brecha se redujo hasta el 5-4, pero luego cerró el duelo. En el otro partido del grupo blanco, Karolina Pliskova derrotó a Venus Williams en dos cómodos sets (6-2 y 6-2).

Fotos

Vídeos