Muguruza aplasta a Sharapova en dos set y la lluvia obliga a aplazar el partido de Nadal

Muguruza saluda al público tras su victoria de ayer. :: efe/
Muguruza saluda al público tras su victoria de ayer. :: efe

La hispano-venezolana derrotó por primera vez a la rusa y comienza a ver cerca su segunda corona en Roland Garros

COLPISA MADRID.

Tras varios partidos de aclimatación, coger sensaciones y ritmo, y no tener despistes, el gran golpe de Garbiñe Muguruza en Roland Garros 2018 llegó ayer, cuando se apuntó la mejor victoria del año y derrotó a la dos veces ganadora en París Maria Sharapova (6-2 y 6-1) en un encuentro que se decidió en tan sólo una hora y diez minutos. La historia, la mística y los dos campeonatos ganados en Roland Garros por Sharapova en 2012 y 2014, no le sirvieron de nada a la jugadora de Siberia, que acumulaba tres años sin ir al Bois de Boulogne, debido a su sanción por dopaje y al denegarle la organización una invitación en 2017.

Un torrente, vendaval o, simplemente, las ganas de rehacerse del daño sufrido el año pasado, cuando Muguruza rompió a llorar en rueda de prensa tras perder en octavos de final, aplastó a Sharapova. La hispano-venezolana fue todo eso que la proclama como campeona del futuro. Dio un recital desde el fondo, estuvo perfecta en la red (6/6 en subidas) y redujo el número de errores no forzados (15) a la vez que ganó en seguridad. Sólo forzó cuando era necesario, sólo arriesgó cuando la situación lo requirió y sólo remató a Sharapova cuando ya no se podría levantar más. Hoy (15.00 horas), la número tres mundial buscará la tercera final de Gran Slam de su carrera ante la rumana Simona Halep.

Nadal, aplazado

La lluvia de Roland Garros apareció ayer como agua de mayo para Rafa Nadal, que se ahogaba con la humedad de París. El balear no podía con las condiciones climatológicas y la guerra y el ímpetu de Diego Schwartzman cuando un chaparrón cayó sobre la Philippe Chatrier y obligó a parar el encuentro durante más de media hora con set perdido y 'break' abajo para el español. El receso le devolvió la claridad a Nadal, que recuperó la desventaja perdida y se marchó a vestuarios con 4-6 y 5-3 (30-15) en el segundo set, por lo que tendrá que acabar su partido de cuartos de final hoy,a partir de las 12.00 horas.

Pese a que los registros anteriores, con cinco victorias para Nadal que acrecentaban el optimismo de cara a las undécimas semifinales del español en Roland Garros, lo cierto es que el argentino Schwartzman supo hacer daño desde el principio y planteó uno de los escenarios más incómodos para el diez veces campeón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos