Una empresa de Piqué pretende organizar una nueva Copa Davis

La Federación Internacional de Tenis avala la competición, que se llamaría Copa Mundial de Tenis y se jugaría en una semana de noviembre

MANUEL SÁNCHEZ LONDRES.

Que la Copa Davis se muere es uno de los argumentos más esgrimidos tanto por los detractores de la competición como por los más clásicos que añoran los tiempos en los que los mejores disputaban este título como si se tratara de un Grand Slam más. Ante un formato que cada vez se quedaba más anticuado y en el que los grandes jugadores no se sentían cómodos, el futbolista Piqué y la Federación Internacional de Tenis dieron ayer un golpe encima de la mesa y anunciaron una revolución real para la estructura de un trofeo que cuenta con más de 100 años a sus espaldas.

«Podemos elevar la Copa Davis a nuevos niveles al crear una imperdible final de la Copa Mundial de Tenis que contará con las mejores naciones y los mejores jugadores», dijo Piqué, presidente del grupo inversor Kosmos, impulsor del proyecto.

El apoyo financiero lo prestaría Piqué y Kosmos, del que es fundador y presidente. La asociación entre Kosmos y la ITF supondría una inversión de 2.430 millones de euros en un proyecto a 25 años, lo que implicaría mejoras en los premios a los jugadores y a los países participantes.

La nueva Copa Mundial de Tenis se disputaría durante la semana de noviembre en la que tradicionalmente se juega la final de la Davis (este año el fin de semana del 25), entre 18 equipos en una única sede aún por anunciar. El campeón saldría de una fase de grupos, aún sin definir, tras la que habría unos cuartos de final, semifinales y final. Cada eliminatoria se definiría al mejor de tres puntos, componiéndose de dos partidos de individuales y uno de dobles que se disputaría en caso de ser necesario. De este modo, cada cruce puede definirse en un solo día, en lugar de los tres que duran en la actualidad. Un modelo simplificado, pero que puede resultar eficaz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos