España recupera el control

Pablo Carreño acude a la red a volear de revés en presencia de Feliciano López./Josele-Lanza -
Pablo Carreño acude a la red a volear de revés en presencia de Feliciano López. / Josele-Lanza -

El dúo de estreno Carreño-Feliciano López estuvo impecable y barrió en tres sets al de Gran Bretaña

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

El tenis es uno de los deportes que más seducen a los clientes de las casas de apuestas por su condición de imprevisible. Nadie hubiera ofrecido un euro el viernes por Cameron Norrie, inédito en tierra en la alta competición y con dos sets y un ‘break’ abajo ante Bautista. Pero menos aún que un choque de dobles como el de ayer se iba a despachar en tres sets, en dos horas y veinte minutos. O que una pareja como la formada por Pablo Carreño y Feliciano López, sin recorrido alguno en el circuito, sólo concediese en todo el choque una bola de ‘break’ ante dos especialistas consumados como Jamie Murray, que difícilmente se podrá quitar la etiqueta de ‘hermano de Andy, pese a haber sido número uno mundial de su disciplina, o Dominic Inglot, un tallo de 1,96 metros y servicio supersónico, pero descontrolado y excesivamente centrado.

La ‘Armada’ se coloca con dos a uno en la eliminatoria de primera ronda y a un solo paso de unos cuartos de final del torneo en casa

Pero sucedió así. Y ahora España, tras el suceso inesperado del viernes, ha recuperado el control de la eliminatoria y, como se preveía, está con pie y medio en los cuartos de final de la Copa Davis, además en una eliminatoria en casa otra vez (ante Australia oAlemania, que de momento domina por 1-2).

Murray e Inglot se tapan la boca para hablar de la estrategia
Murray e Inglot se tapan la boca para hablar de la estrategia / Josele-Lanza -

La pareja española, la décima distinta en la década o la sexta diferente de Feliciano en la Davis, completó un choque casi impecable. Sólo se vieron dudas al inicio, porque el primer juego al saque de Carreño dejó esa única bola de ruptura rápidamente solventada. Ya no hubo más, frente a las doce disfrutadas ante el rival, ocho de ellas en la segunda manga. El partido, como es habitual en un duelo de dobles de alto nivel, se resolvió en detalles. Y casi siempre tuvieron que ver con Inglot, un tenista que hizo de doble de Paul Bettany en la película ‘Wimbledon’ y que se proclamó junto a Jamie Murray campeón de la Davis en 2015. Pero ambos no juegan juntos en el circuito, y ayer se vio claramente que Murray, ganador del Abierto de Australia y del Abierto de los Estados Unidos en 2016, está varios escalones por encima. El escocés jugó mucho mejor los puntos calientes. De hecho las dos rupturas del partido, en el primer juego del duelo y en el tercero del segundo set, llegaron sacando Inglot, autor de numerosas dobles faltas e irregular en su ejecución de las voleas.

Las gradas de Puente Romano se llenaron ayer.
Las gradas de Puente Romano se llenaron ayer. / Josele-Lanza

Fue un disfrute ver el desarrollo de los puntos y el entendimiento entre Carreño y ‘Feli’, con una inteligente lectura del juego y un amplio repertorio de ‘passings’ por el pasillo de dobles, voleas ganadoras, ‘aces’, ganadores cruzados o ‘smashes’. El tercer set, el más igualado, se resolvió en la ‘muerte súbita’, siempre bien conducida por los españoles, que se anotaron el duelo a la tercera bola de partido. Fue también el momento de recordar que tanto el gijonés como el toledano, brillantes en individuales (el primero ha estado en el ‘top ten’ este año) tampoco son mancos en dobles, pues Carreño hizo final en el US Open junto a Guillermo García López, y Feliciano ganó con Marc López en Roland Garros.

La charanga marbellí, vital en la hinchada local.
La charanga marbellí, vital en la hinchada local. / Josele-Lanza

Y no sólo venció España en la pista central de Puente Romano. También en la grada. Después del insólito ambiente del viernes, una charanga local, con componentes de la banda de la cofradía marbellí de la Pollinica, animó el cotarro y espoleó a la afición española. Los grupos británicos apenas pudieron hacerse oír. Fue otra batalla ganada.

Cambio de guión para hoy

La eliminatoria se dirige a un cambio importante en el guión. No parece probable que Roberto Bautista juegue el cuarto partido. Los tiros apuntan a Pablo Carreño, y a Albert Ramos o David Ferrer para el quinto si hubiera que jugarlo. Tampoco es transparante el plan británico. Su capitán, Leon Smith, especula con la reaparición de su número uno (Kyle Edmund, 26º del ‘ranking’ATP), baja el viernes por sus molestias de cadera, pero podría ser un simple farol. Si no acudiría el sorprendente Cameron Norrie.

Noticias relacionadas

Todo ello si la lluvia lo permite. Aunque los jugadores no eran conocedores ayer de esta circunstancia, Meteorología ofrecía ayer en su previsión un 90% de posibilidades de chubascos entre las 6.00 y las 12.00 horas, que se reducen al 50% desde esta franja hasta las 18.00. La jornada volverá en principio a comenzar a las 11.00. La normativa de la Copa Davis dicta que «si el tercer partido de individuales dura, al menos, cuatro sets y decide el resultado de la eliminatoria, el cuarto partido de individuales no se jugará, a menos que ambos equipos acuerden lo contrario». «Si el tercer partido de individuales decide el resultado de la eliminatoria, pero dura menos de cuatro sets, el cuarto partido de individuales debe jugarse (al mejor de tres sets»).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos