Diario Sur

El australiano Kyrgios, multado con solo 15.000 euros por dejarse ganar en Shanghái

SHANGhÁi. La Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) sancionó ayer con una multa de 16.500 dólares (15.000 euros) al australiano Nick Kyrgios por dejarse ganar ante el alemán Mischa Zverev en el Masters de Shanghái y haber faltado al respeto a un espectador. Kyrgios, número 14 de la ATP, fue multado con 10.000 dólares (9.000 euros) por «falta de intensidad», 5.000 dólares (4.500 euros) por injurias a un espectador y 1.500 dólares (1.360 euros) por comportamiento antideportivo.

El polémico tenista de Canberra, de 21 años, perdió el miércoles ante Zverev (110º ATP) en dos sets, por 6-3 y 6-1, tres días después de haber conquistado en Tokio su tercer título de la temporada. Capaz de lo mejor y de lo peor, Kyrgios fue avisado por el árbitro, que le pidió más intensidad, después de haber jugado un saque como un debutante en el tenis, lo que le costó la ruptura del servicio y un 4-1 en contra en la primera manga.

Este aviso no frenó a Kyrgios. Al inicio de la segunda manga, con 1-1, se dirigió hacia su silla antes incluso de que botara el servicio de Zverev. Finalmente, en la bola de partido restó con un globo sin fuerza, un auténtico regalo para su rival, que no desaprovechó la ocasión. Además, Kyrgios se dirigió a un espectador en medio de un juego porque le silbaba, y fue sancionado por decirle una grosería. Su comportamiento le costó abandonar entre silbidos y abucheos la pista. «No lo entiendo, no les debo nada. Si supieran de lo que hablan estarían en una pista de tenis y tendrían éxito», dijo más tarde el australiano, que ya ha protagonizado otros vergonzosos incidentes en anteriores torneos.