Vettel bate el registro de Montmeló en una gran jornada de entrenamientos

DAVID S. DE CASTRO

madrid. Se agota la pretemporada de Fórmula 1. Por eso, ayer en el Circuit de Barcelona-Catalunya se vivió un día muy provechoso en el que se vio salir a los monoplazas con neumáticos cada vez más blandos. La buena temperatura que hubo en el asfalto barcelonés propició que todos los coches rodasen sin mayores dificultades, en un día en el que se rebajó el récord oficioso del circuito hasta un 1:17.182 de Vettel.

Ese crono, que incluso podía bajarse más hoy en función de lo que busquen los equipos, lo logró después de dar varias vueltas por la mañana con los neumáticos hiperblandos, en una tanda corta de tres vueltas en la que rodó de manera constante en 1:17. Sin embargo, esa no es la noticia que hay que mirar. Si bien el tiempo de Vettel es espectacular y muy llamativo, buena parte de la jornada se dedicó a hacer ensayos de carrera por parte de todos los equipos. Algunos rozaron la distancia equivalente a tres carreras. Es en este tipo de pruebas en las que se puede intuir mejor el rendimiento puro de los coches. Ahí es donde Mercedes mete miedo y se confirma como una amenaza real. Otro año más.

Después de los problemas del miércoles, era fundamental para McLaren hacer que Vandoorne rodase una buena cantidad de vueltas. El belga fue el primero del día en rebajar la barrera del 1:19, primero, y del 1:18, luego. Después, un pequeño parón para comprobar sistemas les mantuvo en 'boxes', pero 'pecata minuta' comparado con lo vivido en días anteriores. Alonso será el encargado de poner fin a la pretemporada de McLaren, mejor que en años anteriores con Honda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos