Sainz saca la cabeza, Barreda se hunde y Roma termina en el hospital

EFE MADRID.

El catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota) se impuso ayer, en coches, en la tercera etapa del Dakar 2018, entre los municipios peruanos de Pisco y San Juan de Marcona, al quedar por delante de los cuatro automóviles de Peugeot. Al-Attiyah recorrió los 296 kilómetros cronometrados de esta etapa en 3 horas, 9 minutos y 8 segundos, mientras que el francés Stéphane Peterhansel (Peugeot) fue segundo. Carlos Sainz (Peugeot) terminó con el tercer mejor tiempo, a 5 minutos y 47 segundos del catarí.

El que perdió gran parte de sus opciones de victoria en motos fue el español Joan Barreda, que había ganado el domingo la segunda etapa y se había hecho con el liderato. El español del equipo Honda se perdió en las dunas (no tenía a nadie a quien seguir) y llegó treinta minutos más tarde que Sam Sunderland. Lo peor fue lo que le ocurrió a Nani Roma, que a unos 500 kilómetros de la meta tuvo un serio accidente y debió ser evacuado al hospital. Sufre traumatismo craneal y cervical, y su evolución marcará su presencia en lo que resta de Dakar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos