El pundonor de Barreda le resucita en el Dakar

Barreda en acción en la playa 
peruana Puerto Lomas. :: efe/
Barreda en acción en la playa peruana Puerto Lomas. :: efe

La prueba cambia de país y afronta tres estapas en BoliviaEn coches Loeb abandonó por accidente, lo que permite que Peterhansel pueda afianzarse en la primera posición de la tabla

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO MADRID.

La larga etapa entre San Juan de Marcona y Arequipa fue toda una pesadilla para los pilotos de coches, camiones y quads. Sólo tuvieron tranquilidad los hombres de motos, para suerte de un Joan Barreda que se dejó todo en la etapa. El valenciano, consciente de que aún le quedan diez días para el final del raid, atacó desde el principio para llevarse una victoria con más de diez minutos de ventaja sobre el siguiente clasificado.

La noticia más trascendente de la jornada, no obstante, fue el abandono de Sebastien Loeb. El francés, ganador el día anterior y segundo clasificado de la general, se vio forzado a dejar la carrera, después de quedarse atrapado entre dos dunas tras un accidente. La organización confirmó que el nueve veces campeón del mundo de rallies tenía que dejar la aventura de este año pero no por él, sino por Daniel Elena, su copiloto, por problemas físicos derivados del golpe. Es un serio varapalo para las opciones de triplete de Peugeot, que sin embargo ve cómo Peterhansel se escapa y Sainz se convierte en la alternativa.

Joan Barreda era consciente de que en la jornada de este miércoles podía darle la vuelta a un inicio de competición más complicado de lo que esperaba. Por eso, no especuló. Desde la salida en San Juan de Marcoma se colocó al frente, en pleno amanecer en la última jornada completa en Perú, y no lo soltó hasta la meta. El gran perjudicado del día fue el aún líder, Adrien Van Beveren.

«Hemos mantenido un ritmo alto durante toda la especial y hemos recuperado minutos» Bolivia recibe a la caravana del Dakar en la sexta etapa, lo hará a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar

Después de dominar en los últimos días, acabó cediendo más de 14 minutos, lo que le mantiene líder pero con bastante menos margen del esperado. El buen hacer de Walkner y Benavides han hecho que el podio provisional del raid esté sólo en un minuto y catorce segundos, con Barreda ya de regreso al 'top 5' a siete minutos y medio.

De nuevo en el 'Top 10'

«Hemos mantenido un ritmo muy alto durante toda la especial y al final hemos podido recuperar algunos de los minutos que perdimos el tercer día. Me he metido de nuevo en el 'top 10', aún con mucho retraso que recuperar pero estoy seguro de que se me presentarán nuevas oportunidades», destacaba el valenciano de Honda a su llegada al vivac. Recuperar siete posiciones de golpe no es algo que puedan decir todos, sobre todo porque, visto lo ocurrido en coches, no fue una etapa nada sencilla.

Aunque en los raids aún tiene mucho que demostrar, el rey de los rallies Sebastien Loeb era uno de los grandes candidatos a conquistar el trofeo touareg. Sin embargo, si algo ha demostrado el desierto peruano es que no perdona a nadie, por mucho palmarés, coche y ascendencia que tenga. En esta quinta etapa del Dakar, el galo sufrió en sus carnes un doloroso abandono, después de quedarse atrapado en un pequeño barranco producido por dos dunas. Tras esperar durante varias horas a las asistencias, al final decidieron que lo mejor era abandonar debido a las consecuencias que había producido la caída en Daniel Elena, su fiel copiloto.

Loeb estaba hundido, ya que se echó toda la culpa de lo ocurrido. «Seguíamos a Nasser (Al-Attiyah), que pasaba por ahí, y al hacerlo no he visto que detrás de la cresta había un agujero. Y, ¡bam!, nos hemos caído de lleno en el socavón. Hemos tenido que esperar a que llegara un camión para sacarnos. La moral ahora está baja. Tenemos que valorar la condición de mi copiloto. Rodábamos al ralentí y en cuanto pasábamos de 30 km/h se ponía a gritar del dolor», explicó el alsaciano.

Sin él y con Cyril Despres convertido en un mero espectador (sigue en carrera, pero con 15 horas de retraso), la pelea por la victoria se va a quedar en cosa de dos. Los Toyota, pese a conseguir un doble podio este miércoles (Ten Brinke fue segundo y De Villiers, tercero), la exhibición dada por Stepháne Peterhansel, especialmente desde el cuarto 'waypoint' del día, fue total.

Cambio de país

Bolivia recibe a la caravana del Dakar en la sexta etapa. Con paso por el lago Titicaca, la entrada al altiplano boliviano supone también la última jornada antes del día de descanso del viernes. Será la primera de las jornadas de altitud extrema, en este caso a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar, lo que supondrá una dificultad extra para corredores y máquinas.

La criba de los cinco primeros días en el Dakar ha sido altísima. En la última salida desde tierras peruanas se habían contabilizado ya 60 abandonos entre todas las categorías, incluida el de André Villas-Boas, exentrenador de Oporto, Chelsea o Tottenham, entre otros equipos de fútbol, que intentaba emular la actuación de su tío, Pedro Villas-Boas, que participó en el Dakar en dos ediciones de los años ochenta.

El veterano supercampeón del Dakar, Peterhansel no quiere especular, y sólo Carlos Sainz está en condiciones de debatirle la victoria. Y eso que el madrileño no tuvo un buen comienzo, ya que se quedó atascado en la zona de arena blanda donde acabó abandonando Loeb. Pese a dejarse 18 minutos con el líder, está segundo en la general a 31 minutos, lo que a falta de diez días y vistos los serios problemas que están teniendo todos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos