El MotoGP más igualado llega a Argentina con los movimientos en Ducati de fondo

BORJA GONZÁLEZ

Termas de Río Hondo. El circuito de Termas de Río Hondo, en Argentina, acoge la segunda prueba del calendario del Mundial de Motociclismo, después del espectacular arranque en Qatar: con la carrera de Moto3 decidida a favor de Jorge Martín -contra Arón Canet- por 23 milésimas de segundo; con la de Moto2 en 112 milésimas, las que separaron a Pecco Bagnaia y Lorenzo Baldassarri; y con la de MotoGP en 27 milésimas, el margen que ha permitido a Andrea Dovizioso llegar como líder a la primera de las dos pruebas americanas del calendario, un resultado excepcional que no sorprendente para el italiano de Ducati, que tuvo más cerca de lo esperado a Marc Márquez, en un circuito como el de Losail que tradicionalmente se le había atragantado a las Honda. Además, con el top 15 más apretado de la historia de la clase reina. Unos antecedentes muy atractivos para lo que podría verse este próximo domingo por la tarde -la prueba de MotoGP comenzará a las 20:00, hora española- en un fin de semana para el que se espera, también, el protagonismo de la climatología.

Y es que se espera la irrupción de la lluvia sobre un trazado que no suele estar en las mejores condiciones en cuanto a limpieza, lo que puede complicar y mucho el trabajo de pilotos y equipos -también dos áreas de Termas han sido reasfaltadas-. Esa igualdad de Qatar es la que ha marcado las valoraciones iniciales de las estrellas de MotoGP sobre lo que podría verse en Argentina. «Tendremos una carrera en grupo también con unos siete u ocho pilotos», valoró Rossi con un ojo puesto en el cielo. «Este tipo de carreras lo hace todo mucho más divertido. Los circuitos cortos se le dan bien a todo el mundo porque hay pocas curvas en donde mejorar o donde cometer un error», aceptó Márquez que como Crutchlow, Zarco, Viñales, Petrucci o el propio Rossi reconoció que es uno de esos trazados que le gustan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos