MOTO2

Oliveira presenta su candidatura para 2018

El luso logra el tercer triunfo consecutivo por delante de su compañero Binder y el campeón de la categoría, Franco Morbidelli

B. GONZÁLEZ

cheste. Con el Mundial cerrado desde la prueba de Malasia, a Moto2 le quedaba poco por enseñar en el fin de semana de Valencia. Tal vez el mostrar pistas sobre lo que pueda ocurrir en 2018. Y si nos atenemos a lo visto en el final de este curso 2017, hay dos que empiezan a consolidarse. Por un lado, que KTM ha conseguido en muy poco tiempo hacer una moto al nivel de la dominadora de la categoría en los últimos años, Kalex -seis de ocho títulos mundiales conseguidos, los cinco últimos de manera consecutiva-. Por otro, que el portugués Miguel Oliveira va a ser uno de los claros favoritos al título.

Oliveira, subcampeón del mundo de Moto3 en 2015, y el gran rival del español Maverick Viñales hasta que ambos aterrizaron en el Mundial -el portugués con no muy buena elección de equipos y motos-, arrasó a sus rivales en Phillip Island y Sepang, y ayer sumó en el circuito Ricardo Tormo de Cheste su tercer triunfo consecutivo en una prueba de menos a más en la que primero dejó de rueda a Álex Márquez y en la que después dio caza al campeón Franco Morbidelli, que había puesto tierra de por medio, fiel a su estilo.

Otra vez el italiano tuvo que ceder al empuje del luso, que de nuevo estuvo acompañado en el podio por su compañero Brad Binder, otro que se postula para estar regularmente en la pelea por los podios el año que viene. Estos dos más Márquez, aunque a este le tocará dar un paso hacia delante para tratar de mejorar su regularidad. Aunque hay que contar también con la intriga de entender qué podrán hacer los que llegarán procedentes de MotoGP, Sam Lowes y Héctor Barberá, y el campeón de Moto3, el poderoso Joan Mir.

Fotos

Vídeos