Nueva competición

MotoGP se apunta a la tecnología eléctrica

Loris Capirossi pilotando una MotoE./MotoGP
Loris Capirossi pilotando una MotoE. / MotoGP

‘FIM Enel MotoE’ será un campeonato que arrancará el próximo 2019, con cinco pruebas en paralelo a otros cinco grandes premios con carreras de entre 10 y 12 vueltas

BORJA GONZÁLEZRoma

MotoGP se ha apuntado definitivamente a lo que parece ser el futuro de coches y motos: la tecnología eléctrica. La F1 fue pionera en este sentido, una vez que a mediados de 2014 puso en marcha la Fórmula E, el mundial de coches eléctricos, también por el hecho de que esta tecnología ha tenido un desarrollo más avanzado en el sector de las cuatro ruedas en comparación con el de las motocicletas. Unos años después, la máxima competición de motos ha anunciado oficialmente la puesta en marcha de la copa del mundo ‘FIM Enel MotoE’, un campeonato que arrancará el próximo 2019, con cinco pruebas en paralelo a otros cinco grandes premios aún por desvelar. Carreras de entre 10 y 12 vueltas –se baraja que se disputen los domingos después del warm up de MotoGP y justo antes de la carrera de Moto3- con 18 motos completamente iguales y construidas por la italiana Energica. Estos han sido los primeros titulares que ha dejado la presentación de esta MotoE que ha tenido lugar este martes a mediodía en Roma, una vez que tanto Energica como el principal patrocinador del campeonato, la eléctrica Enel –también vinculada a la Fórmula E-, son compañías italianas.

«Me lo he pasado muy bien porque he descubierto algo diferente, y la primera vez que probé la moto dije ‘uau, mola pilotarla’», explicó en este acto el ex piloto Loris Capirossi, que en estos momentos tiene un papel importante en MotoGP en la Comisión de Seguridad y que hace de enlace entre los pilotos y el promotor del Mundial. Y que, además, ha sido uno de los primeros en realizar labores de probador de una moto con la que ha rodado en el Circuito de las Américas (Austin), en el Motorland de Aragón y en el Autódromo de Módena (vecino al museo Ferrari). «Ahora estamos en el inicio del desarrollo aunque creo que estamos en el buen camino. Entre abril y mayo llegará un motor más potente, y yo seguiré rodando en todas las pistas en las que competiremos en 2019. El par es increíble, puedes jugar con el puño de gas. Notas siempre que la potencia está ahí y el ruido no es ruido, pero es algo diferente», apuntó sobre uno de los factores más peculiares, el ruido –«cuando toqué con mi rodilla en el asfalto sólo oí eso, el roce de la protección con la pista…»-, de unas motos que no va a ser la primera vez que se expongan a la vista del paddock de MotoGP. Ya en 2011 hubo un amago de mundial de eléctricas que estuvieron en pista durante el fin de semana en que MotoGP visitó el trazado de Laguna Seca, en Estados Unidos, aunque por entonces eran prototipos completos con unas diferencias entre unos y otros demasiado grandes: en el entrenamiento oficial la pole la hizo Steve Rapp con la moto de Lightning Motorcycles con un tiempo de 1’37”505, mientras que el último de la parrilla fue Ely Schless (Proto Moto Racing), a casi 23 segundos del más rápido. Una barbaridad.

Las 18 motos de la parrilla 2019 se repartirán entre las siete escuderías privadas de MotoGP –Pramac Ducati, Tech3 Yamaha, MarcVDS Honda, LCR Honda, Gresini Aprilia, Reale Ducati y Ángel Nieto Team Ducati-, que contarán con dos cada una, y las restantes cuatro se repartirán entre equipos de Moto2 y Moto3 que puedan estar interesados. Tampoco se conoce quiénes serán los pilotos. En cuanto a la moto, en principio Energica ha desarrollado un prototipo que ronda los 147CV –una MotoGP ronda los 175-, y puede alcanzar una velocidad máxima de 250km/h, con una aceleración que permite pasar de 0 a 100km/h en unos 3 segundos. Además, en la actualidad pesa unos 240 kilos –bastante más que una MotoGP, que rondan los 160- y cuenta con una batería que llega a un 85 por ciento de su carga en menos de media hora.

Temas

Motogp

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos