Motociclismo

Ducati aprieta, pero poco

Jorge Lorenzo, en el circuito de Austria.
Jorge Lorenzo, en el circuito de Austria. / Efe

Jorge Lorenzo, quinto, vive en Austria la presión de tener que confirmar su progresión con Ducati en el escenario en que en la pasada temporada firmaron un espectacular doblete

BORJA GONZÁLEZRed Bull Ring (Spielberg)

Se cumplió el guión previsto en MotoGP y Ducati finalizó al frente de la tabla de tiempos en el circuito señalado en rojo por la marca italiana. Héctor Barberá con la moto 2016 de la escudería española Reale Avintia lideró los cronos por la mañana, mientras que por la tarde fue el turno de Andrea Dovizioso, cuyo registro fue el más rápido en el combinado del día. Aunque al italiano le siguieron en la tabla de tiempos la Yamaha de Maverick Viñales y la Honda de Dani Pedrosa, con Marc Márquez -séptimo- haciendo gala de un muy buen ritmo de carrera. «Estoy de verdad contento. Teníamos un poco de dudas con los efectos del carenado nuevo y se ha mostrado como muy, muy positivo en esta pista», apuntó Dovizioso sobre el nuevo carenado que imita los efectos de los alerones prohibidos, a la vez que reconoció que los rivales están más cerca que el año pasado. «No ha sido una jornada espectacular, pero tampoco mala», explicó por su parte Jorge Lorenzo, quinto, y que vive en Austria la presión de tener que confirmar su progresión con Ducati en el escenario en que en la pasada temporada firmaron un espectacular doblete. «No estamos lejos, pero tampoco ha sido tan fácil como se esperaba. Márquez y Honda han dado un paso bastante importante respecto al año pasado y Viñales está ahí. Todo está más agrupado y de momento no estamos logrando marcar tanto la diferencia como la hacía Ducati el año pasado», se lamentó. Y es que tanto Honda como Yamaha han recortado las diferencias, más en el caso de la primera marca, que fue la que más sufrió en la primera visita al Red Bull Ring y que escenificó una clara mejoría durante un viernes de pista seca aunque con la irrupción de la lluvia, un elemento que no se espera para las dos jornadas siguientes.

Más información

«Honda y Márquez han demostrado que son muy, muy rápidos, pero yo esperaría a mañana porque tendremos dos turnos en seco y habrá mucho tiempo para que se puedan acercar otros adversarios. Por ejemplo, Viñales ya ha sido rápido. No está lejos y necesita poco para meterse en el grupo. Valentino está un poco más atrás pero ya le hemos visto resolver estas situaciones en otros fines de semana. Con los pies en la tierra, y viendo los resultados, lo que interesaba hoy era tener unas buenas sensaciones desde el inicio, y así ha sido. Podré dormir tranquilo esta noche», analizó Dovizioso que no dudó en valorar como mejor su situación de cara al domingo en comparación con los de los dos fines de semana donde se llevó la victoria: los de Mugello y Barcelona. «Los que tenemos que estar rápidos hemos estado ahí. Dovi, Dani, Marc y yo, y Vale estará por supuesto», avisó Maverick Viñales, mucho más positivo después del trabajo realizado en el test posterior a la carrera de la República Checa. «En Brno la moto no se adaptaba a las gomas y nos estaba costando mucho en el tren trasero, y el último cambio que hicimos el domingo por la mañana de cara a la carrera nos funcionó muy bien. Y sobre todo en el test, que a raíz de ese cambio le dimos muchas vueltas a la moto y funcionó todo bien. Espero mantener este set up de aquí al final de temporada, porque vuelvo a tener el mejor feeling con la Yamaha y puedo apretar al 100%».

«Todas las Ducati están funcionando muy bien», reconoció Dani Pedrosa, que finalizó con el tercer mejor tiempo y que incluyó a su compañero de equipo en el grupo de los más fuertes, después de que terminase en 2016 a once segundos del ganador, Andrea Iannone. «Dovizioso parece que tiene muy buenas sensaciones y es capaz de ir muy rápido desde el principio, pero también Márquez y Viñales han ido muy bien, así que hay que seguir trabajando para mejorar el ritmo y cogerle más tacto al asfalto». Márquez aceptó esa mejoría a la vez que volvió a poner el listón del objetivo de la carrera por debajo de la victoria con el precedente del pasado curso. «Si pudiera ganar aquí está claro que serían 25 puntos más y en un circuito que normalmente tengo marcado como para que me vayan a restar puntos. Pero tampoco lo tengo como prioridad número uno, al final sé que es un circuito donde toca sufrir un poco pero hay que intentar acabar lo más adelante posible». El sábado pondrá el resto de cartas sobre la mesa y permitirá entender si Ducati aquí va a apretar otra vez o si sus rivales consiguen torcerle el brazo.

Fotos

Vídeos