Motociclismo

Alex Rins o el secreto para subirse a una MotoGP

El piloto catalán Alex Rins, durante la entrevista. / Photocall3000

«Es un sueño hecho realidad y espero cada gran premio con ilusión», señala el piloto catalán

EVA FRÍAS / PHOTOCALL3000Brno

Alex Rins (Barcelona, 8 de diciembre de 1995), aterrizó en la categoría reina después de cinco años en el Campeonato del Mundo. Comenzó en 2012 en Moto3, finalizando quinto en la clasificación general, siguió en la misma categoría durante dos temporadas más, en 2013 y 2014, hasta dar el salto a Moto2 en 2015. En las últimas cuatro temporadas siempre terminó el campeonato en el 'top3' y finalmente, este 2017, firmó con la marca japonesa Suzuki para formar parte de la parrilla de MotoGP. Un debut un tanto agridulce, ya que comenzó la temporada, siendo el mejor 'rookie' en la carrera de Qatar a pesar de sus molestias en la espalda, finalizando en novena posición hasta que todo se torció por culpa de una lesión.

El piloto barcelonés nos contó esos pequeños secretos, que el aficionado desconoce, para adaptarse a una bestia como es una MotoGP. "La primera toma de contacto en Valencia fue genial. Nada parecido a lo que yo tenía pensado, nunca había pilotado una 1000. Pero el arranque de campeonato no ha sido fácil para mí".

"Realmente, casi todo el mundo puede subirse a la moto y rodar, lo que cuesta mucho es ir rápido. Necesitas trabajar mucho y tener un equipo detrás que te guíe". Uno de sus secretos es no volverse loco probando demasiadas cosas, ya que "así jamás entenderás la moto y mucho menos disfrutar de ella". Como bien sabemos, los que se suben por primera vez a una MotoGP, siempre se alarman por la velocidad al abrir gas, pero no todo es eso. Cuando Rins terminó su primera carrera con la Suzuki, se dio cuenta de que había que tener en cuenta el desgaste de la moto, aprender a controlar la electrónica porque al ser una moto con tanta potencia, hay que saber gestionarla a través de los mapas que el jefe de telemetría implementa en la moto, pero hay más. 

"El desgaste de los neumáticos también es muy importante y eso es un factor que en moto2 no tiene tanta importancia, ya que la diferencia de potencia no deteriora tanto los neumáticos. Con una MotoGP, si al inicio tiras demasiado, al final sufrirás y es algo que hay que saber gestionar", explica el piloto. 

"Es algo que no me ha resultado nada fácil, la gente me pasaba, yo trataba de seguirles, pero no podía. Hacía un esfuerzo extra para alcanzarles y consecuentemente desgastaba los neumáticos, y a partir de ahí venían los problemas", zanja Rins.

Otra cuestión importante es el entrenamiento físico, habida cuenta de la gran cantidad de horas que dedican los pilotos. "Físicamente, el entreno no ha cambiado mucho, si bien es cierto que en el gimnasio utilizas más peso que si te preparas para subirte a una Moto2", comenta el piloto. 

Bien, pues a pesar de todo esto y por culpa de una caída, Alex Rins, ha estado fuera del combate cinco grandes premios consecutivos.  "Es muy difícil de gestionar todo esto. La verdad es que romperse el cúbito y el radio en la tercera carrera es de muy mala suerte para tu primer año de adaptación". 

Durante su lesión, el piloto de MotoGP sólo se atrevió a pisar el circuito de Le Mans y afirmó que "me sirvió para no ir más a circuitos". "Era la carrera que más cerca me quedaba de casa, Andorra, y se me hizo eterno el fin de semana. El ver que no puedes hacer nada". 

La primera toma de contacto después de la lesión fue Montmeló, en el test posterior a la carrera. "No tenía molestias en la mano, pero me faltaba fuerza", hecho que afirma la importancia de una constante preparación física, día tras día. 

No es fácil adaptarte a una MotoGP estando cincos grandes premios fuera del asfalto.  "Cuando me volví a subir a la moto, parecía que lo hacía por primera vez, porque cuando estás tanto tiempo sin subirte a ella, la velocidad y la frenada te vuelven a sorprender como el primer día. No la tienes por la mano y piensas 'corre demasiado'", argumenta el piloto.

Y por último, otro de sus secretos es considerarse un piloto más ante la presión de estar en una parrilla con nombres como los de Valentino Rossi, Marc Márquez, Jorge Lorenzo… "Son pilotos que he estado siguiendo durante mi carrera deportiva y ahora, una vez estoy aquí, sí que te puede dar un poco de respeto meterles la moto, pero intento verles, como he dicho, como uno más porque al final son pilotos, como yo". 

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos