Diario Sur

Luthi se postula para un Mundial que se aleja de Rins

Thomas Luthi.
Thomas Luthi. / Afp
  • Zarco sería campeón del mundo ganando en Sepang

“Mucha tristeza y decepción… Podía haber sido nuestra carrera, pero no ha podido ser. Me sentía bien, no tenía molestias, así que ha sido una pena”. Con la pena en la mirada, Alex Rins asumía al final del día en Phillip Island que se le había escapado una oportunidad única, la de confirmar lo presupuesto antes de llegar a Australia: que este era un territorio propicio y un sitio poco confortable para su máximo rival.

Poco después de empezar la carrera de Moto2, lo marcado en la parrilla había virado. Zarco, décimo, caía hasta seis posiciones, las mismas que escalaba el español desde el decimosexto. Mientras el francés sufría, Rins iba escalando posiciones. El objetivo, quitar el máximo número puntos a su rival. Aunque, de repente, en la vuelta siete, cometía un error y se iba al suelo. Un golpe casi definitivo para sus aspiraciones de título. “No he reducido como siempre, no me ha entrado la marcha y me he ido largo. He intentado domar la moto pero con el césped mojado ha sido imposible”. Incluso con esto, Zarco seguía penando perdiendo tiempo y quedándose encajonado en un grupo que terminó peleando por el octavo puesto y en el que terminó quinto, duodécimo en la carrera.

Un pobre resultado que, no obstante, le permite aumentar su margen sobre Rins en la general mientras ve cómo Luthi se mete de lleno en la pelea por el campeonato. El suizo, con cuatro triunfos este año, dos seguidos, aguantó en cabeza casi toda la prueba, superando al final a Morbidelli en una pelea de foto-finish en la que se llevó la victoria por diez milésimas de segundo. Un resultado con el que supera a Rins en la general y que le coloca a 21 puntos del líder con 50 aún en juego.