Diario Sur

GP de Japón

Una fractura de clavícula deja en fuera de juego a Pedrosa

Dani Pedrosa, antes de sufrir la caída en Motegi.
Dani Pedrosa, antes de sufrir la caída en Motegi. / Afp
  • Lorenzo lidera la primera jornada en Japón

Daniel Pedrosa vivió en la primera jornada de entrenamientos del Gran Premio de Japón una situación a la que, desgraciadamente, ha estado demasiado acostumbrado en su larga carrera deportiva. En el segundo entrenamiento, recién salido del ‘box’, el piloto del Repsol Honda sufrió una espectacular caída en la curva 11, a unos 90 km/h, en la que su moto le lanzaba por los aires. El fuerte impacto sobre el asfalto le provocó la fractura de la clavícula derecha, la segunda que sufre en ese mismo sitio desde que pilota en el Mundial –la anterior fue en Le Mans en 2011 en un incidente con el malogrado Marco Simoncelli-, la cuarta incluyendo la clavícula izquierda –también en Motegi, en 2010, y otra en Sachsenring en 2013-.

«La goma era nueva porque Dani se encontraba en su vuelta de regreso a la pista y ha perdido adherencia a la entrada de la curva, pero cuando la ha cogido le ha escupido», explicó el máximo responsable del equipo oficial de Honda, Shuhei Nakamoto, en un incidente poco frecuente con las actuales MotoGP. Ha sido un año con muchos incidentes relacionados con los neumáticos, aunque esta vez no tuviese que ver con el material que Michelin ha puesto a disposición de los pilotos para la prueba nipona. «Es una fractura con poco desplazamiento, pero tiene cuatro fragmentos y es una lesión de indicación quirúrgica», precisó el doctor Xavier Mir, al frente de los servicios médicos del mundial. En resumen, Pedrosa tendrá que pasar por el quirófano, lo que hace muy probable que se pierda todas las carreras del triplete que acaba de iniciar el campeonato –tres semanas consecutivas en Japón, Australia y Malasia-. El piloto catalán viajó el mismo viernes con destino Barcelona, donde se operará, intervención tras la cual se podrá precisar el tiempo de recuperación.

«Sólo puedo desearle una buena recuperación porque estaba volviendo el Dani de siempre», comentó su compañero Marc Márquez después de bajarse de la moto. «Le ha llegado una lesión cuando quizás se encontraba en su mejor momento y quieras o no es una pieza importante para el equipo, por mí, por poder comparar la telemetría, y por el equipo, para poder luchar por el campeonato de escuderías, que también es importante», añadió. Márquez completó una buena primera jornada al terminar en el cuarto puesto aunque, en sus palabras, más cerca de lo que presumía antes del arranque del Gran Premio. «El año pasado nos costó llegar arriba y aquí al menos hemos arrancado con una buena base y bastante cerca. Yo creo que ha empezado como Misano, donde no pensábamos estar tan cerca. Obviamente, no estamos como en Aragón, o circuitos más favorables, pero al menos estamos con ritmo para luchar por el podio», indicó.

En los primeros entrenamientos la igualdad fue la tónica predominante, una igualdad que se intuía antes de que las motos saliesen a la pista. Igualdad entre favoritos e igualdad entre marcas en una jornada en la que Ducati, Suzuki, Honda y Yamaha mostraron un nivel muy similar, también con cuatro motos diferentes en los cuatro primeros puestos: cuarta, la Honda de Márquez; tercera, la Suzuki de Maverick Viñales; segunda, la Ducati de Andrea Dovizioso y primera, la Yamaha de Jorge Lorenzo. El mallorquín terminó más que satisfecho de su arranque en Motegi en un trazado en el que ya esperaba contar con todas las opciones de pelear por la victoria, algo que Yamaha no consigue desde hace siete Grandes Premios. «Ha ido bastante bien, a pesar de que está todo muy agrupado, hay muchos pilotos con opciones de victoria y muchas marcas, además. Tanto Honda como Yamaha, Suzuki y Ducati pueden ganar aquí y eso hace tiempo que no se ve, con los dos pilotos de todas las marcas competitivos. Aunque faltará Dani, pero todo está muy junto y todos tenemos un ritmo similar», avanzó el balear. Valentino Rossi, teórico rival de Lorenzo en la pelea por el subcampeonato –si Márquez cumple con lo previsto-, finalizó séptimo.

Al susto de Pedrosa le siguió poco después, ya en Moto2, el protagonizado por Alex Rins. Sin embargo, en el caso del barcelonés se quedó solo en el sobresalto, lo que le permitirá seguir disputando la cita japonesa sin mayores problemas. Rins sufrió una caída en su cuarta vuelta en la que se golpeó la clavícula que se había fracturado antes de la carrera de Silverstone disputada el primer fin de semana de septiembre. Por los gestos, se temió que se hubiese reproducido esta lesión, aunque no pasó de un fuerte golpe con consecuencias musculares. Todo en el momento en el que se está jugando el título de la clase intermedia frente al francés Johann Zarco –quinto en el primer día-, del que le separa un punto en la general.