Marc Márquez, contundente: «Voy a seguir siendo el mismo»

Marc Márquez, vigente campeón del mundo de MotoGP. :: efe/
Marc Márquez, vigente campeón del mundo de MotoGP. :: efe

Asegura que siempre irá «al límite para mantener el ADN», asume el error e insiste en que hubo «mala suerte» en el toque a Valentino Rossi

EFE

sao paulo. El piloto español Marc Márquez, vigente campeón mundial de MotoGP, entonó ayer el mea culpa y admitió su error en su incidente con el italiano Valentino Rossi en Argentina, aunque dijo que seguirá «siendo el mismo» y yendo «al límite» dentro de las reglas establecidas.

«Voy a seguir siendo el mismo. Siempre he intentado correr con intensidad, pero la carrera de Argentina fue un cúmulo de circunstancias y un cúmulo de cosas», apuntó Márquez en una entrevista con Efe en Sao Paulo durante un evento de Estrella Galicia 0'0, uno de sus patrocinadores. El cuatro veces campeón del mundo en MotoGP reiteró sus disculpas por el «lance» con Rossi, que se produjo «porque había parches de agua» y justo en esa curva la moto se le «bloqueó de delante».

«Por mala suerte toqué a Valentino y después cuando entró a la hierba se cayó. Entendí el error, fue mío y fui penalizado por ello», indicó. «Cuando me saqué el casco, lo primero que hice fue ir y pedirle disculpas porque le pasa a todo piloto. Estamos todos yendo al límite, pero estoy tranquilo porque al final fue un error y lo importante es aprender de ello», añadió el piloto de Repsol Honda.

«Fui penalizado»

En medio de una carrera «contra el reloj», Márquez se encontraba en plena remontada en el circuito de Termas de Río Hondo cuando llegó a la altura de 'Il Dottore' y adelantó a este en una maniobra un tanto arriesgada que terminó con el italiano por los suelos tras pisar la hierba. «En esa remontada cometí algún error, cosas por la que fui penalizado, y lo entiendo perfectamente, como les ha pasado a muchos pilotos», explicó ayer el vigente campeón de MotoGP.

En declaraciones a las televisiones, Rossi cargó con dureza contra el piloto español y aseguró que es «peligroso» y que no tiene «ningún respeto por sus rivales». «Prefiero no opinar sobre sus declaraciones. Es un momento caliente, justo después de la carrera, pero si miras un poquito, todos los pilotos en algún momento de su carrera deportiva han tenido este tipo de errores. Todos los pilotos hemos ido a otro 'box' a pedir disculpas», expresó Márquez.

«Siempre intento aprender de mis errores, pero ya está, se queda ahí. Lo que pasa es que pasó con Valentino, pero podía haber pasado con mi compañero de equipo o con otro, y le pasó a mi compañero de equipo con otro piloto, Zarco y Pedrosa, en la misma carrera, pero ya no pasó nada», agregó.

Márquez explicó que, al final, «está centrado» en su 'box' y en su estilo y reveló que tiene «la facilidad de poder estar cerrado» en su «núcleo». «Siempre intento aprender de todo, analizarlo todo, pero (Rossi) es uno más en pista. No pasa nada», subrayó.

Márquez negó que vaya a cambiar su modo de hacer los adelantamientos tras los incidentes en Argentina y subrayó que siempre irá «al límite», intentando «mantener el mismo ADN», pero siempre dentro de las reglas establecidas.

Por otro lado, reconoció que tiene «muy buenas» sensaciones tras las dos primeras carreras del Mundial 2018 en Catar, donde fue segundo, y Argentina, donde no puntuó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos